Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
viernes, 10 de abril de 2015

30.- Las vivencias sobre la muerte

Las verdades que no tengo
La redacción del blog
Este blog de la mano del escritor, pensador y vividor Raúl Rodríguez semanalmente tiene una entrada  bajo el paraguas “Las verdades que no tengo” incluidas en uno de sus libros, que al final de este periplo desvelaremos para todos nuestros internautas; no pretendo –dice el autor– inculcar verdades, que por otro lado no las tengo, más bien me gustaría que cada cual aprenda a descubrir las suyas.
La redacción de este blog se ha permitido espigar dentro de las vivencias de Rául  y hoy nos situamos en sus vivencias sobre la muerte.

– Raúl, ¿qué es la muerte?
– Es un proceso de profunda transformación espiritual
– Nos pasamos la vida buscando y buscando..
– Sí, nos enfrascamos en todo tipo de investigaciones. De poco nos valen. Lo que vale de verdad es observar que antes de nacer hemos sido y después de morir seguiremos siendo.
– ¿Cómo es eso?
– Es muy fácil darse cuenta. Cualquier cosa no puede no ser.
– Entones, ¿siempre somos?
– Siempre somos. Siempre y en todo lugar. Decimos que siempre somos, no porque nos lo hayan dicho las religiones o los filósofos, decimos que siempre somos porque nos hemos fijado en los niños.
– ¿En los niños?
– Sí, fíjate si puedes en un niño, habla con él. Un niño te dirá que a ser siempre; un niño sabe en su fuero interno que siempre ha sido y siempre será. La inocencia de un niño nunca miente. Mienten los hombres maduros, los que trasvasan conceptos, los que se ahogan en palabras, pero un niño no, un niño siempre está en la vida.
– ¿Qué es un alma que se encarna?
– Es una esencia de luz habitando un cuerpo. Somos luz que se ha metido en la materia.
– Hay muchas ideas perniciosas que se nos han metido en la cabeza en torno a la muerte.
– La peor de todas es que al morir vamos a recibir un premio o un castigo. No hay premio, no hay castigo.
– Tenemos tendencia a pensar que el que se ha muerto está peor que el que está vivo.
– Gran error. La muerte no es una aniquilación, es una liberación. Morir es volver a ser lo que fuimos.. Cuando uno muere se vuelve invisible para esta dimensión, pero se hace visible para otras dimensiones y para otros planos de conciencia.
– Nos da pena morir porque tenemos que dejar el cuerpo..
– El cuerpo es sin duda algo muy querido. Nuestro cuerpo es como un coche, ese coche no lo podemos llevar si un día queremos subir una montaña muy alta: el cuerpo lo dejamos aquí para poder evolucionar en las siguientes y sucesivas escuelas del universo.

Tenemos 9 comentarios , introduce el tuyo:

  1. "Morir es volver a ser lo que fuimos".
    G r a c i a s

    ResponderEliminar
  2. Raul. A veces presentas unos temas que dan ganas de morir en vez de vivir.
    Explícame que significa para ti la frase: "MORIR ES VOLVER A SER LO QUE FUIMOS". Pepi te da las gracias por adelantado.

    ResponderEliminar
  3. Antes de nada decirte que desde mi punto de vista tener ganas de morir no es malo. Para mí esas ganas de morir no son ideas suicidas, ideas que tienen que ver con la autodestrucción o con la autoaniquilación, no va por ahí la cosa. Tener verdaderas ganas de morir son ganas de vivir plenamente en la esencia que somos. No sé si estarás de acuerdo conmigo en que en esta vida en tres dimensiones estamos casi siempre a vueltas con el envoltorio, con lo exterior, con las formas, con las apariencias. En la muerte es justo lo contrario pues sólo tratamos solamente con lo interno, con la esencia. Es preciso recordar-nos cada día que somos espíritus haciendo un viaje por la materia, que nuestra esencia es inmortal, que nunca moriremos porque nuestra verdadera naturaleza es eterna. ¿Te imaginas abrir un telediario con estas dos últimas frases? Cuando esta sociedad avance en conciencia se podrá abrir así un telediario.

    Porque llegue pronto ese día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabias y fragantes palabras.

      Eliminar
    2. Gracias por divulgar algo tan difícil pero tan necesario.

      Eliminar
  4. Qué época la nuestra que ha olvidado la tierra que pisa, la belleza de la muerte y su profundo significado.

    ResponderEliminar
  5. Comprender la muerte es un verdadero idioma, no valen los dialectos.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta: " Morir es volver a ser lo que fuimos.. Cuando uno muere se vuelve invisible para esta dimensión, pero se hace visible para otras dimensiones y para otros planos de conciencia".

    ResponderEliminar
  7. Para la vida del más allá el cuerpo es un estorbo, incluso para la vida del más acá también lo es.

    ResponderEliminar