Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
viernes, 17 de abril de 2015

30.- Las vivencias sobre el ego y la muerte

Las verdades que no tengo
La redacción del blog
Este blog de la mano del escritor, pensador y vividor Raúl Rodríguez semanalmente tiene una entrada  bajo el paraguas “Las verdades que no tengo” incluidas en uno de sus libros, que al final de este periplo desvelaremos para todos nuestros internautas; no pretendo –dice el autor– inculcar verdades, que por otro lado no las tengo, más bien me gustaría que cada cual aprenda a descubrir las suyas.
La redacción de este blog se ha permitido espigar dentro de las vivencias de Rául  y hoy nos situamos en sus vivencias sobre el ego.

– Raúl, ¿y la reencarnación?
– Quien de verdad quiere reencarnarse es el ego, seguramente para llevar una vida anclada en el placer y en el egocentrismo. Reencarnarse es entonces una simple ambición más….
– El que tiene miedo a morir no es nuestro cuerpo, es nuestro ego
– El ego peinsa que tiene algo que perder, ya que basa su actividad en la confusión, en la maquinación y en la ocultación. Curiosamente el temor a morir es porque tememos perder el control sobre las cosas, un control ejercido muchas veces a través de mentiras y falsedades.
– Curiosamente tras la muerte ya no podremos ocultar nada a nadie
– Al ser trasvasados a otras dimensión, nuestra aura, nuestro espectro energético, contará su historia completa, su verdad desnuda, a las claras, sin trampas, sin necesidad de interpretar ningún contenido, ninguna imagen, ninguna palabra, porque eso que ocurre se lleva a cabo sin imágenes y sin contenido mental
– Es decir que eso que somos no se podrá no ver..
– Exacto. Ya en la vida somos invitados a esa transparencia. Ese es el reto de vivir.
– Tengo apuntada una cosa que dice Eckhart Tolle en uno de sus libros. “La proximidad de la muerte se puede convertir en una apertura al reino del espíritu. He conocido a personas que eran encarnaciones vivas de ese proceso. Se habían vuelto radiantes, transparentes a la luz de la conciencia”.
– En la vida dijimos sí muchas veces al odio, al rencor, al deseo de notoriedad, egoísmo, a la envidia, a la rabia, a la pena, al desaliento, al desamor.. Es la muerte la que dice no, dice basta a todo eso. Solamente al amor la muerte dice sí. La muerte es el silencio. En el silencio todo se comprende.

Tenemos 18 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me quedo con las dos últimas frases: la muerte es el silencio. En el silencio todo se comprende. Me parecen profundas. Quizás evidente, pero admiten contradicción ya que también cabe entender la muerte como la nada y en la nada también hay silencio. ¿ O no es así? Jairo

    ResponderEliminar
  2. Hola Jairo.

    El silencio físico no existe, dado que siempre hay 'ruido' o 'arrastre' por mínimo que sea. El silencio al que se hace referencia es a la no actividad de la mente. El silencio es cuando cesa el ruido de nuestros propios pensamientos. En la muerte no hay mente.

    La nada tampoco existe, no existe ni desde el punto de vista de la física, dado que siempre hay 'algo', ni existe desde el punto de vista digamos 'filosófico'. La nada es otra idea más alojada en nuestra mente pero que hemos de revisar.

    La muerte sería entonces como una aduana, en esa aduana hemos de pagar una tasa, esa tasa es el ego, la personalidad, lo artificialmente 'creado'. En la muerte es el ego el que muere. En la muerte es la mente quien muere. Y es que a Dios se accede sin mente y sin ego.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el enfoque, creo que la reencarnación no es más que una idea, bastante anticuada desde mi punto de vista.

    ResponderEliminar
  4. "Solamente al amor la muerte dice sí". ¡¡Qué bello!!
    G r a c i a s

    ResponderEliminar
  5. Gracias Raúl porque tus escritos son como rampas que nos hacen ascender, y en ese ascender no hay vértigo.

    ResponderEliminar
  6. Las palabras y su fragancia.

    ResponderEliminar
  7. "Al ser trasvasados a otras dimensión, nuestra aura, nuestro espectro energético, contará su historia completa, su verdad desnuda, a las claras, sin trampas, sin necesidad de interpretar ningún contenido, ninguna imagen, ninguna palabra, porque eso que ocurre se lleva a cabo sin imágenes y sin contenido mental". ¿A quien se lo contara?. Gracias por adelantado al aclarármelo. Pepi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Contará su historia" quiere decir que se mostrará de esa manera. En principio nos lo contaremos a nosotros mismos y también a quien mire hacia nosotros; ese mirar no será con los ojos que aquí tenemos, más bien hay que pensar en una mirada profunda que a su vez será profunda comprensión.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. dE ACUERDO, el miedo a la muerte proviene del EGo. ¡Cómo nos resistimos a morir al ego!. ¿Qué podemos hacer para ello?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues morir de una vez y para siempre. Si morimos ahora para el ego, la muerte física no tendrá ya ninguna importancia.

      Eliminar
  9. Somos invitados a la transparencia, pero no a una transparencia teórica o decorativa, sino a una transparencia total.

    ResponderEliminar
  10. Aura, dimensión, campo energético... Y pensar que en el teléfono de la esperanza es importante la Psicología, y este fabulador, contando historias para no dormir. Mucho ha luchado y lucha la psicología para ofrecer respuestas valiosas, y no esta sarta de new age y pastiche entremezclado de religiones con que usted nos obsequia a cada rato. Usted no sabe ni siquiera que es un campo energético ¡ Ha estudiado física? Cómo les gusta a los vendedores de humo coger palabritas de la física para sus elucubraciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que un listo no es un sabio. Un listo tiene siempre una alta probabilidad de pasarse de listo. A ti, listo de pacotilla, ¿te pagan por hacer de troll (destructor de información) o es que tú misma soberbia no te deja escuchar ciertas palabras?

      Por cierto, hemos pedido a un experto informático que nos diga quién eres.

      Eliminar
    2. Está claro que un listo no es un sabio. Un listo tiene siempre una alta probabilidad de pasarse de listo. A ti, listo de pacotilla, ¿te pagan por hacer de troll (destructor de información) o es que tú misma soberbia no te deja escuchar ciertas palabras?

      Por cierto, hemos pedido a un experto informático que nos diga quién eres.

      Eliminar
    3. Y a un embaucador se le pilla muy pronto, tan solo hay que dejar el cebo suelto y se descubre el solito. "Listo de pacotilla, troll, destructor, soberbio", sí señor, que se note lo mucho que te has desprendido de tu ego, que se note la compasión que emana de tu ser ante el equivocado...Razonamientos ninguno, por supuesto...Despotricar contra el que te critica, etc...etc...Identidad? ¿Qué identidad? ¿Me estás identificando con mis pensamientos? ¿Cuando te conviene sí hay ruptura en el yo y el otro? A mí nadie me paga, lo que pasa es que leo...y me disgustan los gurús. ¿Pero por qué te llenas de ira, hemano? Es esta la respuesta que pregonas en tus libros...es este el camino del amor? No es la primera vez que te leo echar pestes contra una crítica...y que esto lo haga un pobre hombre, está bien, pero un maestro como tu, que enseña a los demás sobre la vida y la muerte, y que sabe de las energías y de tantas cosas...Acaso los que te lean puedan comenzar a sospechar que no hay en ti más que impostura, porque la máscara se te cae facilmente... Quién es el que me ataca, ¿tú o tu ego?. A quién le importa quien soy yo, ¿a ti o a tu ego? Ah...a ver si en vez de soltrar el lastre del ego, tenemos a un ego desmesurado.

      Eliminar
    4. Una cosa es hacerlo todo con amor y otra cosa es ser un tonto que no se defiende de los ataques. Yo soy bueno pero no soy tonto y lo que hago es defenderme. Tu soberbia y tu violencia con las palabras no me las como yo. Las vomito sobre tu rostro.

      Eliminar
    5. A mí me da igual lo que este individuo haga con su vida, pero ahí en el teléfono hay muy buenas personas que merecen a alguien "verdadero" y no a uno de esos falsos gurús que hacen todo lo contrario de lo que dicen que es su verdad. (Según les conviene) Dejo un cuento para el que quiera leer, y luego que piense acerca de la idoneidad de este individuo.

      "Estaba el Buda meditando en la espesura junto a sus discípulos, cuando se acercó un detractor espiritual que lo detestaba y aprovechando el momento de mayor concentración del Buda, lo insultó lo escupió y le arrojó tierra.

      Buda salió del trance al instante y con una sonrisa plácida envolvió con compasión al agresor; sin embargo, los discípulos reaccionaron violentamente, atraparon al hombre y alzando palos y piedras, esperaron la orden del Buda para darle su merecido.

      Buda en un instante percibe la totalidad de la situación, y les ordena a los discípulos, que suelten al hombre y se dirige a este con suavidad y convicción diciéndole:

      -“Mire lo que usted generó en nosotros, nos expuso como un espejo muestra el verdadero rostro. Desde ahora le pido por favor que venga todos los días, a probar nuestra verdad o nuestra hipocresía. Usted vio que en un instante yo lo llené de amor, pero estos hombres que hace años me siguen por todos lados meditando y orando, demuestran no entender ni vivir el proceso de la unidad y quisieron responder con una agresión similar o mayor a la recibida.

      Regrese siempre que desee, usted es mi invitado de honor. Todo insulto suyo será bien recibido, como un estímulo para ver si vibramos alto, o es sólo un engaño de la mente esto de ver la unidad en todo”.

      Cuando escucharon esto, tanto los discípulos como el hombre, se retiraron de la presencia del Buda rápidamente, llenos de culpa, cada uno percibiendo la lección de grandeza del maestro y tratando de escapar de su mirada y de la vergüenza interna.
      A la mañana siguiente, el agresor, se presentó ante Buda, se arrojó a sus pies y le dijo en forma muy sentida.

      No pude dormir en toda la noche, la culpa es muy grande, le suplico que me perdone y me acepte junto a Usted”

      Buda con una sonrisa en el rostro, le dijo: “Usted es libre de quedarse con nosotros, ya mismo; pero no puedo perdonarlo”

      El hombre muy compungido, le pidió que por favor lo hiciera, ya que él era el maestro de la compasión, a lo que el Buda respondió:

      -“Entiéndame, claramente, para que alguien perdone, debe haber un ego herido; solo el ego herido, la falsa creencia de que uno es la personalidad, ese es quien puede perdonar, después de haber odiado, o resentido, se pasa a un nivel de cierto avance, con una trampa incluida, que es la necesidad de sentirse espiritualmente superior, a aquel que en su bajeza mental nos hirió. Solo alguien que sigue viendo la dualidad, y se considera a sí mismo muy sabio, perdona, a aquel ignorante que le causó una herida”.

      Y continuó: “No es mi caso, yo lo veo como un alma afín, no me siento superior, no siento que me hayas herido, solo tengo amor en mi corazón por usted, no puedo perdonarlo, solo lo amo. Quien ama, ya no necesita perdonar.”

      El hombre no pudo disimular una cierta desilusión, ya que las palabras de Buda eran muy profundas para ser captadas por una mente llena todavía de turbulencia y necesidad, y ante esa mirada carente, el Buda añadió con comprensión infinita:

      -“Percibo lo que le pasa, vamos a resolverlo: Para perdonar, ya sabemos que necesitamos a alguien dispuesto a perdonar. Vamos a buscar a los discípulos, en su soberbia están todavía llenos de rencor, y les va a gustar mucho que usted les pida perdón. En su ignorancia se van a sentir magnánimos por perdonarlo, poderosos por darle su perdón, y usted también va a estar contento y tranquilo por recibirlo, va a sentir un reaseguro en su ego culposo, y así más o menos todos quedarán contentos y seguiremos meditando en el bosque, como si nada hubiera pasado”

      Y así fue."

      Eliminar
    6. Déjate te cuentos, da la cara, dí quién eres. Porque ahora mismo, y a través de esta disputa completamente inútil, no eres más que un mirón que se esconde en el anonimato.

      Eliminar