La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
lunes, 16 de febrero de 2015

Lo siento, te quiero, gracias

El rincón del optimista
Juan

Jesús Calleja y Dani Rovira en un templo en Indonesia.
Sigo los programas de aventuras en televisión del leonés Jesús Calleja, pues le conozco desde hace muchos años antes de que fuera famoso y le considero un amigo, si bien no pretendo desde aquí hacer publicidad del mismo, de quien sé que no cuenta con la simpatía general de todo el mundo.
Los últimos programas de ‘Planeta Calleja’ los hace llevando a famosos a vivir alguna aventura a zonas remotas del mundo. Hace unas pocas semanas se emitió el que compartió en Indonesia con el actor protagonista de la película ‘Los ocho apellidos vascos’, Dani Rovira, un malagueño que ya me caía bastante bien, pero que después de la emisión del programa me cae aún mejor. En mitad del programa, Calleja le hace una minientrevista intimista a orillas de una playa. Al hilo de lo paradisiaco del lugar, Dani le hace una especie de confesión sobre las tres palabras o expresiones que más peso tienen en su vida: LO SIENTO, TE QUIERO Y GRACIAS. A Jesús le gustó, a mí también y espero que a aquellos que entonces lo escucharon o que ahora lo leen aquí.
Dani vino a decir que si has hecho daño a alguien, consciente o inconscientemente, que cuesta bien poco pedir perdón, decir un LO SIENTO. Que si quieres a una persona, no tiene que ser tu pareja, no cuesta nada decirle un TE QUIERO, y puso el ejemplo de tus amigos, “yo estoy enamorado de mis colegas”, explicó. Y si crees que alguien te ha ayudado en algo, por muy pequeña haya sido la colaboración, el apoyo, pues tampoco cuesta nada agradecérselo con un GRACIAS. Tres expresiones fundamentales que deberían ser pilares básicos de cualquier persona y, que sin embargo, no solemos practicar, más bien solemos  callar, al menos yo apunto el mea culpa.
No te calles, si quieres a una persona, díselo; no te calles, si has herido a una persona, pídele perdón; no te calles, si te ha echado una mano tu amigo, házselo saber con la palabra. En este caso y en otros muchos términos de la vida, le queda mucho más limpio el corazón al que da que al que recibe. Eso sí que está bastante claro.
Asín sea.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me parece muy sanador además de otras palabras de gran contenido: pedir Perdón, Dar las Gracias y Te quiero; pero comparto la opinión que....... "le queda mucho más limpio el corazón, al que da, que al que recibe". Pepi

    ResponderEliminar
  2. Que sean palabras que tengan sentido, porque si simplemente las decimos por decirlas... Esta sociedad está llena de palabras huecas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si alguien te dice te quiero o te pide perdón te planteas realmente si son palabras con sentido, si se están diciendo con sinceridad? De lo que se trata es de verbalizar, pues si se piensa y no se dice no sirve de nada. Si ni siquiera se llegan a pensar o a sentir, pues de decirlo ni en sueños. Entonces diremos eso de: 'A otra cosa, mariposa'.

      Eliminar
  3. De mucha enseñanza también lo que dice Francesc Torralba. Pepi

    ResponderEliminar
  4. Me gusta: dar las gracias, pedir perdón y manifestar qué a gusto estoy contigo, harán que nuestro entorno sea más saludable, no se trata solo de que el otro esté bien, es que diciendo esas tras palabras, ¡qué a gusto me siento! Jairo

    ResponderEliminar