La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
sábado, 21 de febrero de 2015

He aprendido

María Guerrero


Hoy he aprendido
Que cuando sonríes
Provocas sonrisas
Que iluminan rostros.
Que cuando te muestras amable
El otro se siente visto, reconocido
Y también puede verte.
Que cuando no tienes prisa
Estás regalando calma
Y cuando miras de frente,
A los ojos,
Solo apartan la mirada
Los que tienen miedo.
Que la confianza
Reporta intimidad
Y la escucha atenta
Favorece confidencias.
Que la generosidad
Provoca entrega
Y la entrega es la llave
Que abre la puerta
Al amor sin condiciones.
Que cuando caminas despacio,
Te fundes con el entorno
Y te haces uno con el
Y cuando vas deprisa
Pasas de puntillas por tu día.
Que cuando hablas
Desde el corazón
Llegas y tocas el corazón
Que abre sus puertas
Para acogerte
Y cuando hablas
Desde la cabeza
Solo fluyen palabras,
Teorías y argumentos.
Que la solidaridad
Te abre al encuentro
Entre personas
Y te aúna con el mundo,
Y el egoísmo
Te atrapa en tu maraña negra
Y te mantiene encerrado, solo.
Que la alegría se contagia,
La paz interior se emana
Y la ilusión se transmite
Creando conexiones que se irradian
Y contribuyen a transformar el mundo
Porque cambia la mirada.

Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Gracias María. Maravilloso poema, y transmitiendo como siempre enseñanzas. Mª Ángeles desde León te envía un entrañable abrazo.

    ResponderEliminar