Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
domingo, 22 de febrero de 2015

Distintas perspectivas

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Tomando perspectivas. Jesús Aguado
Hay quienes creen que la vida es una permanente carrera por conseguir objetivos: un puesto de trabajo, una pareja estable, un coche, un piso… y eso les mantiene vivos hasta conseguirlos. Luego, se instalan, se adormecen entre comodidades y a esperar ¿el qué?

Otros se pasan los días, los meses y los años quejándose de su suerte y de lo mal que está la vida en general. No hacen nada fuera de sitio porque no creen en la posibilidad del cambio, de tan derrotistas y pragmáticos que se vuelven. Se adormecen igualmente pero embriagados por la amargura.
Los hay idealistas, ingenuos e inconformistas que siempre tienen las miras más allá de la primera realidad, que luchan por cambiar lo que no les gusta, que son admirados u objeto de burla en conversaciones compartidas, pero ¡por Dios, que nunca nos falten! A algunos de ellos también les adormece la adulación ajena.
Y luego están los sarcásticos que, parapetados tras falsas seguridades, se ríen de la vida y de todos lo que vivimos como podemos, pero no aportan más solución que el pasotismo y la displicencia. A fuerza de corazas y autodefensa han adormecido sus sentidos y su fuerza interior.
Conclusión: la vida está ahí y cada uno la ve desde la perspectiva en que se sitúe, pero en cualquiera de ellas podemos adormecernos y dejar de estar atentos al momento presente. Esto sí que es una gran pérdida. Menos mal que ahora está de moda el mindfulness para recordarnos la necesidad de estar despiertos.

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. A mi me gusta la gente que se arriesga

    ResponderEliminar
  2. A mí también. Cada vez más.

    ResponderEliminar
  3. Llegar a saber que queremos hacer con nuestra vida después de tener cubiertas nuestras necesidades básicas no es fácil de descubrir, porque muchas personas no se conocen así mismas, y otras nos hemos empezado a conocer hace pocos años, entre ellas Pepi.

    ResponderEliminar