Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
viernes, 27 de febrero de 2015

23ª.- Las vivencias sobre la transparencia

Las verdades que no tengo
La redacción del blog

Este blog de la mano del escritor, pensador y vividor Raúl Rodríguez semanalmente tiene una entrada  bajo el paraguas “Las verdades que no tengo” incluidas en uno de sus libros, que al final de este periplo desvelaremos para todos nuestros internautas; no pretendo –dice el autor– inculcar verdades, que por otro lado no las tengo, más bien me gustaría que cada cual aprenda a descubrir las suyas.
La redacción de este blog se ha permitido espigar dentro de las vivencias de Rául  y hoy nos situamos en sus vivencias sobre la transparencia.

– Raúl, un día te oí decir que si nos hacemos transparentes todo se volverá transparente.
– La transparencia es coherencia. Es gastar la mínima energía.
– ¿La mínima energía?
– Sí, es caminar en línea recta. La línea recta es la mínima distancia entre dos puntos.
– Ser transparentes, ¿es brillar con lo máximo de nosotros mismos?
– Si somos internamente transparentes, si lo somos en nuestro ámbito personal, profesional o laboral y si lo somos en nuestras relaciones del tipo que sean, todo se volverá transparente.
– ¿De dónde nace esa transparencia?
– Del pálpito que habita en el centro de nuestro ser.
– ¿No piensas que ser de todo transparentes es pecar un poco de inocente?
– Volverse hoy transparente es ahora mismo la mayor revolución. Si alguien se vuelve transparente comienzan a caer todos los velos que están a su alrededor.
– Para hacerse uno transparente no vale con un deseo ilusorio, un deseo vago e indeterminado, ¿no es así?
– Claro. Par acometer la transparencia hay que echar mano del estropajo, del jabón, de la fregona. Hay que limpiar todo de arriba abajo. Si nuestra conciencia se vuelve transparente, también nuestro cuerpo se hará transparente.. Para ser transparente hay que mirar la vida sin juicios, sin opiniones. El que es transparente mira la vida y las cosas de la propia vida sin sacar ninguna conclusión, permanece libre internamente…
– ¿El que es transparente mira siempre todo con ojos nuevos?
– Exacto. El que mira con la luz de la conciencia lo que hace es volver a mirar todo para llenarlo de limpieza, la limpieza de su propia mirada. Hay una frase de Voltaire que me encanta: “El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en encontrar nuevas tierras, sino en tener nuevos ojos”.
– ¿Qué es transparentarnos?
– ... Es mirar dentro y conocer todo eso que nos da miedo, sabe mirarlo. Se llega a la transparencia a través de una mente inocente. Una mente inocente es aquella que jamás podrá ser herida aunque haya acumulado experiencias de todo tipo. Cada mañana esa mente se levanta fresca y ligera, inmaculada.

Tenemos 8 comentarios , introduce el tuyo:

  1. De acuerdo con la importancia de la transparencia. Una pregunta, ¿la persona transparente no está expuesta a la burla y al daño de los demás? Para ser transparente en la forma que lo expones, hay que ser ajeno a la intromisión de los demás, pero ¿y si esa intromisión te hace daño? No podemos ocultar que hay gente que quiere aprovecharse de los demás, por ejemplo las mafias que trasladan emigrantes, las de la droga...¿cómo se puede ser transparente en esos casos? Otetipe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno es transparente lo ha de ser con todas las consecuencias. No se puede ser "un poco transparente" o "relativamente transparente", hay que ser "completamente transparentes". Y si cuando somos transparentes pensamos en la burla de los demás, eso es simplemente MIEDO. El miedo hay que mirarlo y observarlo hasta que se disuelva.

      Y con respecto a los que puedan aprovecharse de nuestra transparencia, la verdad es que sigue siendo MIEDO. Si eres de verdad transparente no has de temer. Y si un día te topas con un mafioso que se dedica a la trata de blancas, has de ser igualmente transparente, eso no quiere decir que no seas cauto y que te guardes las espaldas, son cosas distintas.

      En el fondo ser transparentes tiene que ver con nosotros mismos, no con los demás, aunque lo bueno de ser transparentes es que acaba influyendo en los demás y forma siempre de manera positiva.

      Eliminar
  2. Aunque a veces pretendamos hacer cosas, sin transparencia se queda todo sin hacer.

    ResponderEliminar
  3. Ser transparentes es ser impecables.

    ResponderEliminar
  4. me quedo con el último párrafo.
    gracias

    ResponderEliminar
  5. No hay que fiarse cuando un político habla de transparencia, es la pantalla que pone para seguir robando.

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con la frase de Voltaire: "El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en encontrar nuevas tierras si no en tener nuevos ojos".. Pepi

    ResponderEliminar
  7. Sereno y transparente, los dos adjetivos que más me gustan.

    ResponderEliminar