Estoy convencido de que, incluso cuando todo está o parece perdido, hay que volver a ponerse a trabajar tranquilamente, volviendo a empezar por el principio.
Gramsci.
miércoles, 3 de diciembre de 2014

Taller de Mindfulnes

Estefanía


Agradecimiento, emoción, unidad, compañía, compasión, alegría, amor, vida…
No hay suficientes palabras para expresar lo que la experiencia de estos primeros talleres de mindfulness en el teléfono de la esperanza han despertado en lo más profundo de mi ser.
Dos días en atención plena, en conexión con la esencia más profunda de lo que cada  uno es, y a la vez observando ese reflejo en los ojos del otro, que devolvían la luz de cada alma que estuvo llamada a compartir este encuentro llenando la estancia, los corazones y la vida de todos los participantes, pero muy en especial la mía, al tener el privilegio de sentir vibrar en mí todos y cada uno de los sentimientos, gestos y palabras que  se compartieron  a lo largo de cada una de las jornadas.
Experimentando el momento presente con plena consciencia, intensamente, aceptando todo tal como llegó, experimentando la tormenta, la lluvia, la tempestad, la calma, el amanecer y el ocaso… pudimos darnos cuenta, de que todo era perfecto tal y como era, sin necesidad de cambiarlo, simplemente amando la vida con todo el espectro de colores que despliega en su manifestación.
Y al terminar en la mañana del domingo  y salir a la calle, las nubes de los días anteriores habían desaparecido, dando paso a un cielo azul y a un sol otoñal que acariciaba el rostro con una tenue calidez que templaba el alma.
Y así deseé con todas mis fuerzas, que aquellos que vinieron a compartir conmigo este momento, sintiesen como yo, que sus tormentas particulares al ser reconocidas, aceptadas y abrazadas, se tornaban en días cálidos y hermosos, llenos de color, ofreciendo así  un número infinito de posibilidades para ser feliz.
Podemos tomar las riendas, podemos decidir y convertirnos así en los directores de la función que es nuestra vida.  Gracias, gracias, infinitas gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Hice este taller y disfruté y crecí en consciencia y unidad. Vamos ¡pa repetir!

    ResponderEliminar
  2. Una tarde inolvidable. Son situaciones que cada persona las ha sentido de diferente manera, y por tal motivo hay que vivirlo para recibir cada uno su experiencia.
    Para mí fue una tarde maravillosa: por la paz, tranquilidad, relajación, felicidad, bienestar, alegría, conexión, interiorización, aprendizaje, satisfacción, e infinito cariño........ que recibí En algún momento sentí también timidez y vergüenza.
    Estefanía. Te felicito por lo bien que realizaste el taller y que tengo pensado asistir a más que impartas por lo sumamente beneficioso que me resulto. Mª Ángeles te manda un abrazo, desde el corazón.

    ResponderEliminar
  3. Me supo a poco y estoy deseando participar en el siguiente. Espero ser capaz de aplicarlo en mi día a día y a Estafanía gracias por la luz!

    Jm

    ResponderEliminar
  4. Me gustó, me quedé en ese momento, seguro que repetiré . Muchas gracias a Estefanía por estar allí y por las palbras llenas de sentimientos que nos has regalado.

    ResponderEliminar
  5. Qué bien lo pasáis, a ver si no me lo pierdo para otra vez. Otetipe

    ResponderEliminar
  6. Yolanda Fernández Fernández4 de diciembre de 2014, 0:24

    ¡Sensaciones y emociones a flor de piel!. Muchas gracias Estefanía y Valentín por organizar un taller tan estupendo. Las experiencias que se viven en el Teléfono son únicas. Las múltiples responsabilidades nos impiden, a veces, saborear la vida con más calma. Un abrazo muy fuerte a todos los compañeros- as que realizaron el taller conmigo. Sinceramente disfruté mucho porque además me arriesgué a experimentar plenamnete los ejercicios que nos enseñó Estefanía. Pienso que si dejamos que NUESTRAS EMOCIONES Y SENSACIONES NOS HABLEN LOGRA REMOS CONOCERNOS CADA DÍA UN POQUITO MEJOR. Yo lo logré en este Taller así que nuevamente muchas gracias y hasta la próxima vez que nos reunamos nuevamente con Estefanía.

    ¡FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS A TODOS! . Yolanda Fernández Fernández.

    ResponderEliminar