Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
lunes, 10 de noviembre de 2014

Violencia de género

El psicólogo al habla
Miguel Ángel Cueto
Psicólogo

Este término se refiere a la violencia específica de los hombres contra las mujeres como instrumento para mantener la discriminación, la desigualdad y las relaciones de poder. Comprende la violencia física, sexual y/o psicológica, incluidas las amenazas, la coacción o la privación arbitraria de libertad, que ocurre en la vida pública o privada siendo el principal factor de riesgo el hecho de ser mujer.
Violencia en la pareja
Son aquellas agresiones que se producen en el ámbito privado teniendo el agresor una relación de pareja con la víctima. Hay una situación de dominio del agresor que utiliza la violencia para el sometimiento y control. Se produce en mujeres de cualquier clase social, en todas las culturas y en cualquier grupo de edad. Este término con frecuencia se equipara a violencia doméstica y violencia conyugal. Afortunadamente, ha dejado de considerarse un asunto privado y se reconoce como un problema de salud.
Consecuencias del maltrato para la mujer
Las consecuencias de sufrir el maltrato pueden ser múltiples: trato penen hijos, los menores sufren una serie de múltiples. Las más habituales son:
• Lesiones físicas: Lesiones de todo tipo, traumatismos, heridas, quemaduras, relaciones sexuales forzadas, enfermedades de transmisión sexual, embarazos de riesgo y abortos, muerte.
• Problemas psicológicos: Alteraciones emocionales (ansiedad, depresión, trastorno por estrés postraumático), baja autoestima, sumisión, dependencia, deterioro cognitivo leve…
• Sociales: Aislamiento social, pérdida de empleo, absentismo laboral.
Consecuencias sobre los hijos como testigos de la violencia doméstica
En la mayoría de las ocasiones, cuando las mujeres tienen hijos, los menores sufren un grave riesgo de alteración de su desarrollo integral por los sentimientos de amenaza de aquel quien debe protegerles. Su equilibrio emocional y su salud física están en peligro ante la vivencia de escenas de violencia y tensión.
Estas situaciones suelen generarles dificultades de aprendizaje y en la socialización, la adopción de comportamientos violentos con los compañeros. Tienden a padecer con mayor frecuencia enfermedades psicosomáticas y trastornos psicopatológicos como le ocurren a sus madres.
Motivaciones para no abandonar a su pareja
Solemos preguntarnos por qué las mujeres no se separan o no denuncian enseguida a su agresor, siendo la esperanza de que la situación cambie (amor romántico) y la falta de apoyos familiares, sociales o económicos algunas de las causas por las que aceptan la escalada de la violencia.
Además el miedo a represalias en ellas o en sus hijos, la vergüenza ante la sensación de fracaso o culpa y la dependencia respecto a su pareja (psicológica y/o económica) hacen aumentar su tolerancia a los comportamientos violentos. Si le añadimos el leve deterioro cognitivo que todo maltrato conlleva con el tiempo tendríamos una variable añadida para que a la mujer le cueste abandonar dicha relación de maltrato.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Pregunta para el psicólogo: ¿Cuándo es el momento de decir basta en una relación afectiva o de cualquier tipo?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habría varios indicadores: cuando nos sentimos abrumados por sólo el hecho de estar al lado de nuestra pareja, cuando los gastos afectivos superan con creces los ingresos, si existe un maltrato sistemático, al tener sólo malos recuerdos del pasado...

      Eliminar
  2. La ley de violencia de género está mal formulada, por lo tanto se trata de una ley injusta. Está mal formulada porque no solamente existe violencia de los hombres hacia las mujeres, sino que existe también violencia de las mujeres hacia los hombres, a veces ésta última se ejerce de diferente manera (una violencia más psicológica, menos física), pero al fin y al cabo se trata de la misma violencia.

    Condeno todas las muertes de mujeres a causa de la violencia de los hombres hacia ellas, pero es preciso condenar también las muertes de hombres a causa de la violencia de las mujeres. Hasta que esto no se comprenda en profundidad no lograremos avanzar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe una clara diferencia entre el maltrato físico que el hombre, por el arma de su fuerza podría ejercer contra la mujer, que le hace más temido por poder matar con ella. La mujer no tiene el arma de la fuerza y, por lo tanto no podría usarla.
      La Ley está hecha para ayudar a evitar dicha circunstancia y hacer reflexionar al hombre sobre ello. Existe una disfriminacion positiva hacia la parte más débil.

      Eliminar
    2. Su respuesta Señor Cueto es de una gran inconsistencia.
      La ley de violencia de género es una ley que ha de ser derogada pues forma parte de las leyes de los estados fascistas.

      Eliminar
    3. La Ley, como comenté, está hecha para defender a la parte más débil. No obstante, es cierto que es condenable cuando la mujer asesina a su pareja. El problema estriba en la dificultad de demostrar el maltrato psicológico y que este sea persistente.

      Eliminar