Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
domingo, 30 de noviembre de 2014

La mirada del otro

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena

Para observar, foto Jesús Aguado
Dicen que la parte más expresiva del rostro son los ojos y, por ende, la mirada. Y por eso mismo hay quien oculta su mirada bajo unas gafas oscuras o desviándola del interlocutor.

La mirada habla del interior, de lo que se dice sin hablar, del sentimiento…
Hace años que observo miradas de todo tipo. Me esfuerzo por mantener aquellas que se escapan y por escudriñar las que se mantienen. Intento captar los mensajes enviados. Intento responderlos.
Seguramente todos hemos vivido amargas y bellas experiencias bajo la mirada ajena. Nos hemos sentido ninguneados, admirados, queridos, aplastados, juzgados, salvados, ilusionados, agradecidos, rechazados, acogidos, felices o infelices ante una mirada del otro. Y no han hecho falta palabras ni gestos. La mirada tiene lenguaje propio.
Del mismo modo, otros habrán sentido y vivido similares experiencias ante nuestra mirada. Sin palabras y sin gestos por nuestra parte.
Es importante cuidar la mirada. Adiestrarla en la búsqueda de detalles y matices inapreciables desde otros ámbitos. Limpiarla de vez en cuando para que no acumule resentimientos ni tristezas. Dulcificarla para que convenza sin herir.
Es importante dejarnos mirar por el otro. No ocultar ni ocultarnos. Aprender a mantener su mirada y enfrentarnos a ella, sea dulce o amarga, oscura o clara, dura o suave como un pañuelo de seda. Porque su mirada habla de él independientemente de su lenguaje verbal. Porque él es su mirada.
Es importante mirar bien.

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Bien conocido es eso de que "hay miradas que matan". Pero también hay miradas que aman, miradas que dan calma, miradas de dolor o de pena. Reflejan el estado interior de la persona. Voy a a prender a mejorar mi mirada, con las enseñanzas del TE, Otetipe

    ResponderEliminar
  2. Quieres decir escribana que hay que ser autenticos?Tenemos derecho desde nuestra autenticidad a golpear a los demás?

    ResponderEliminar
  3. Probablemente desde la autenticidad nunca se golpee a nadie porque, precisamente por ser auténticos, habremos aprendido a canalizar nuestras emociones. La autenticidad implica conocernos, dar nombre a lo que sentimos y actuar con asertividad. Pura inteligencia emocional.
    La escribana

    ResponderEliminar
  4. Ya sabemos que se habla más con el lenguaje NO VERBAL que con el VERBAL. La mirada forma parte de este lenguaje. A Pepi no le gusta nada cuando está hablando con una persona y no la mira a la carta.

    ResponderEliminar
  5. A veces, creo, que no se mira a la otra persona por timidez o quizás también porque le parece que es descarado, no quiere decir que no sea autentico o quiera ocultar algo. j....

    ResponderEliminar