La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
domingo, 5 de octubre de 2014

«A la defensiva»

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena
Últimamente encuentro a bastantes personas con una actitud a la defensiva. Gente que no sostiene la mirada cuando miras a sus ojos e, inmediatamente, empieza una larga retahíla de excusas (en el mejor de los casos) o de acusaciones veladas contra otros (en el peor de los casos). A veces, su tono de voz se va convirtiendo en amenazante a medida que habla y habla.

Cuando esto sucede –y en los últimos días no dejo de toparme con gente así– dejo de escucharles (al fin y al cabo lo que dicen es de sobra conocido) y les observo. Observo sus movimientos nerviosos, su mirada huidiza, su voz amenazante pero poco creíble, su falta de dignidad, su inseguridad, su miedo a tomar decisiones…
Si ellos supieran lo que transmiten cuando se ponen a la defensiva dejarían de engañar y de engañarse y se revestirían, en lugar de con cargos y puestos de honor, con autenticidad.
Si ellos llegaran a comprender que atacando pierden toda la credibilidad que puedan tener sus argumentos, seguro que adoptaban otra postura más relajada y más razonable.
Pero, mientras tanto, ahí están, creyendo que controlan, que dirigen y que se les respeta. El miedo a arriesgarse no les deja ver lo lejos que están de la realidad y lo ridículo de su postura. Lo preocupante del tema es que si ellos no lo ven, los demás no podemos hacer nada, pues su postura a la defensiva cada vez nos aleja más de ellos.

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. ¿Y no sería bueno indicarles, de alguna manera, que con ese comportamiento se hecen daño y hacen daño? Otetipe

    ResponderEliminar
  2. Personalmente les doy por perdidos cuando se sitúan en esa actitud. Todo lo que digas se malinterpreta y lo toman como un ataque hacia ellos. Mi experiencia me ha demostrado que es mejor no hacer nada.
    La escribana

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de actitudes y situaciones que nos chocan, son las que me hacen mas reflexionar, quizás no cambien , pero Escribana, serás un referente para ellos.
    Elena.

    ResponderEliminar
  4. Para mi ya solo las personas que cuando las hablas casi no te miran a la cara me ofrecen poca confianza, porque en la conversación a Pepi ya la transmiten poca sinceridad.

    ResponderEliminar
  5. M equedo con esta frase: " El miedo a arriesgarse no les deja ver lo lejos que están de la realidad y lo ridículo de su postura".
    ¿Quién no está lleno de miedos, Escribana?

    ResponderEliminar