La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
martes, 30 de septiembre de 2014

Como el agua

Conversaciones con mi mente
M.ª José Calvo Brasa
A veces tu camino se cruza con el de una vida frágil y apenada, que busca con angustia su lugar en el mundo. Es humano tratar de sostenerla, de alentarla y de intentar alegrarla. Pero no siempre se puede, no…
Tristemente hay vidas como el agua. Quieres acogerla entre tus manos para llevarla a un lugar seguro y ella se escurre entre tus dedos para caer al fango en el que acaba filtrándose. Y lo intentas de nuevo, moviendo tus manos con más ganas para retener esa vida inestable y triste… Pero el agua, ya mezclada con tus lágrimas impotentes, vuelve a escurrirse entre los dedos y vuelve al barro que tanto parece desear.
Y la ves escurrirse, y la ves perderse entre la oscuridad de la tierra, mientras te muerdes los nudillos sin poder hacer nada más que preguntarte: ¿por qué? ¿Por qué una vida hermosa, joven, vital y prometedora opta por la tristeza del lodo? ¿Por qué tú no eres capaz o no sabes retener esa agua que se escurre entre tus dedos? ¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?
Y al final se pierde el agua en la tierra… no para fertilizarla o renovarla, sino para mezclarse con su podredumbre y perderse. Sólo te queda entonces llorar mientras contemplas tu inútil esfuerzo frente a su tozudo empeño por perderse… Tan tozudo que no queda otra más que alejarse y olvidar.
Quizá la vida un día, si aún no es demasiado tarde, cruce de nuevo los caminos. Quizá entonces hayas aprendido a mantener el agua en tus manos o quizá entonces el agua prefiera filtrarse con la pureza de los estanques y reflejar en sus gotas la luminosidad del sol.
Pero mientras llega ese día y el agua siga buscando el lodo, ningún esfuerzo será bastante. Y tampoco merece la pena luchar, ni llorar. Mejor seguir el propio camino y construir la propia vida, desde la luz y la alegría propias, porque quizá… quizá algún día el agua estancada quiera por fin fluir, con fuerza renovada hacia una luz que la sane. Y entonces quizá, desde tu propia luz puedas acompañarla en su búsqueda.

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Muy buena y enriquecedora REFLEXIÓN me quedo..Mejor seguir el propio camino y construir la propia vida ,desde la luz y la alegría propia...y habrá menos ¿por qué..por qué? y entonces surja el quizá quizá........un abrazo Mª jose

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustaba lanzar porqués al aire por si éste respondía. Pero no respondía. Ahora prefiero preguntarme,¿para que´?:

    ResponderEliminar
  3. Que siempre tengamos encendida la luz de nuestro interior para tener fuerzas y caminar,caminar,caminar..............para conseguir estar en paz con nosotros mismos, y llenos de felicidad, paz, bienestar..........Pepi

    ResponderEliminar
  4. Hola al mundo en general, este es un testimonio de cómo mi tubo de Falopio fue eliminado por este fuerte Herbal médico llamado Dr Baz
    él me ayudó hace 3 años y también he introducido tanta gente a él de la manera que estoy haciendo ahora
    También quiero que todos sepan que estoy felizmente casado ahora con 4kids y estoy feliz
    póngase en contacto con este médico herbal fuerte para ayudarle a quedar embarazada y también le ayudará en todos los demás problemas espirituales .....
    conectar con él a través de Drbazspellhome@gmail.com
    o simplemente puede ponerse en contacto con él a través de whatsapp en +2348066141253 ....
    Estoy dando esta información porque sé lo que otras mujeres como yo por ahí están pasando
    y también es casi Navidad y un año nuevo está por delante de todos nosotros
    así que póngase en contacto con él de nuevo en (Drbazspellhome@gmail.com) o +2348066141253.
    Gracias

    ResponderEliminar