Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
lunes, 1 de septiembre de 2014

Auténtico vidente

El rincón del optimista
Juan

Va una profecía:
este árbol tendrá hojas en primavera y las perderá en otoño...
si no lo talan antes.

Me encuentro un papelito de publicidad en el parabrisas del coche: “Auténtico vidente. No hay problema sin solución. Espiritual, poderoso, rápido, eficaz, consulte al gran vidente para resolver cualquier tipo de problema o dificultades por desesperados que sean: enfermedades crónicas, recuperar o encontrar pareja, amarres, atracción pasional, suerte, atraer clientes a su negocio, quitar mal de ojo, problemas judiciales, impotencia sexual, depresión, mejorar su situación económica, dejar el tabaco, el alcohol o las drogas de forma inmediata. Resultados en 7 días. Teléfono……”.
Vamos, que te soluciona la vida pero a la voz de ya. Y me pregunto: ¿Tanto miedo tenemos a lo que está por venir que necesitamos que un vidente nos lo anticipe? ¿Tan ciegos estamos que creemos que los problemas se solucionarán como por arte de magia, de repente? ¿Preferimos que las soluciones nos las dé un chamán en vez de ponernos nosotros manos a la obra para buscarlas con nuestra tarea y empeño? ¿Creemos de verdad que todo el dinero que gastemos en brujos, videntes, visionarios, iluminados, magos, adivinos, profetas, médium o pitonisas servirá para sentirnos mejor?
Yo, personalmente, creo que ese dinero es como el que metemos en las tragaperras que, como su nombre indica, se traga las monedas y aunque de vez en cuando te regale unas pocas no es más que un engaño, pues lo que es seguro es que si sigues metiendo dinero saldrás del bar o del salón de juegos sin un céntimo.
Cuando te surge un problema de salud lo mejor es recurrir al médico o a los remedios que te han ido bien en otras ocasiones; ante el dolor de cabeza, aspirina o un vasodilatador; si el problema es de otra índole la forma de proceder es similar, acudir al especialista en la materia o al familiar o al amigo que ha encontrado soluciones a ese mismo problema. Se trata de investigar un poco (Internet ahora es un libro demasiado abierto que hay que saber acotar) para luego poder tomar decisiones-soluciones al respecto.
Me hace mucha gracia aquellas personas, muchas hay, que recurren al horóscopo para saber cómo te irá el año, el mes o la semana. Cuando leo ese lenguaje totalmente ambiguo como: tendrás un encuentro inesperado (como casi todos los encuentros, ¿no?), la suerte te será esquiva (pues anda que no se vende cara la suerte), el dinero te rehuirá (eso lo acierto hasta yo) o en la cosa de amores te irá regular (por no decir tirando a patético). Vamos, ni bien ni mal, sino todo lo contrario, que diría el otro.
Para quien prefiera leer un horóscopo o una revista del corazón (conocer el futuro y la vida íntima de los famosos) en vez de un libro, por ejemplo, no va dirigido este apunte. Si lo estás leyendo puedes abandonar aquí. Y quien quiera saber algo sobre su futuro, yo me atrevo a hacer hoy de auténtico vidente para acertar seguro y además gratis: un día te vas a morir, hagas lo que hagas. Y un chiste por el mismo precio. Ese paisano que llega a casa del vidente, llama a la puerta y preguntan desde dentro. ¿Quién es? Y dice el de fuera: ¡Pues vaya mierda de vidente!
Asín sea.

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Cada uno debemos ser vidente de nosotros mismos. Pepi pide ayuda bien a un amigo o profesional.........cuando lo considera necesario.

    ResponderEliminar
  2. Ser práctico y realista no está mal. ¿O no, Señor optimista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada mal, señor anónimo. Corroboro al 100%.
      El optimista.

      Eliminar
  3. Me gusta mucho la publicación.....
    El mejor vidente somos nosotros mismos......Yo así lo creo.

    ResponderEliminar
  4. Nunca he creído en que haya posibilidades de que te puedan adivinar el futuro, prefiero descubrirlo y abrazarlo venga lo que venga.
    Por cierto muy simpático este apunte.

    ResponderEliminar