La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
domingo, 17 de agosto de 2014

«Una flor
en medio del camino»

La Escribana del Reino
M. E. Valbuena
En primer plano, Foto Jesús Aguado

Con frecuencia recojo flores en el monte. Las agrupo en pequeños ramilletes y elaboro con ellas cestas decorativas de agradable olor. Por ello, en cada paseo campestre, acostumbro a mirar a mi alrededor en busca de flores.

A veces me encuentro una flor solitaria, rodeada de piedras y tierra, en medio de una senda. Y me hace gracia. Puede tratarse de una margarita, un brote de roble, una flor de manzanilla, un espliego… En cualquier caso, una sola.

Me recuerda a ese tipo de personas que siempre están en medio de todo, llamando la atención como pueden, porque es su forma de reconocerse y valorarse. Aislados del grupo porque se creen diferentes y huidizos de todo lo que suene a colectivo o público por temor a contaminarse. Van de únicos y especiales y, a veces, tan sólo consiguen que se les pise y se pase por encima de ellos. O se les evite. Triste, ¿no?

De hecho, yo no suelo arrancar esa flor solitaria para mis propósitos. Simplemente la miro y paso de largo. Allí se queda, en medio del camino. A pesar de llamar mi atención, no la elijo para la elaboración de mis cestas.

Así también esas personas “especiales” atraen, llaman la atención, pero acaban sin formar parte de ningún proyecto, porque en los proyectos –a pesar de la diversidad– todos son uno.

Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Ellos se pierden la riqueza del grupo. El saber dar y el recibir.

    ResponderEliminar
  2. Todos somos UNO. ¡Que´gran verdad olvidado y huidiza!

    ResponderEliminar
  3. No me gusta la soledad ni las personas solitarias, pero que necesaria es a vences, por eso la busco para hablar conmigo. Entonces no pretendo llamar la atención, solo me sirvo de la soledad. Son espacios necesarios, igual q la flor solitaria junto al camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser. Es otra forma de ver la flor.

      Eliminar
  4. que curioso, a mí me atraen las flores que nacen donde nadie espera, me suelen hablar de la vida y de como nace a pesar de lo dificil que resulte a veces, por el terreno, la soledad......Quizás me influye que las personas mas " especiales" a las que te refieres yo las he encontrado dentro de los grupos, ahí sintiendose imprescindibles...... En fin, todas las sugerencias del texto son posibles. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Sí,flor solitaria,cuan bella puede ser!!!
    Iigual que la soledad de la vida o del camino elegido.
    Belleza justificada.Solitaria flor yo te admiro.

    ResponderEliminar
  6. ¿En los proyectos todos son uno? Eso es lo que parece, sin embargo al final cada uno resulta ser de su padre y de su madre.

    ResponderEliminar