Este es el momento para arrimar el hombro.
La Redacción del Blog
jueves, 31 de julio de 2014

Ponte mis zapatos

Huellas
Somos muy dados a juzgar habitualmente a los que nos rodean y a dar sentencias sobre lo que los demás deberían o no deberían hacer.

Y sin embargo olvidamos que lo que nosotros creemos que se debe hacer puede no tener ningún valor para los otros, porque los demás no son nosotros y no tienen las mismas vivencias o las mismas alegrías o problemas que nosotros.
Por eso nos ha gustado esta frase: “Antes de juzgar mi vida, ponte en mis zapatos”.
Es una buena regla de vida. Juzgar a los demás desde ellos mismos, no desde nuestras convicciones. Cada cual tiene sus propias piedrecitas en el zapato y sabe cómo poner el pie para que le duelan o molesten menos. Desde nuestro cómodos zapatos no podemos juzgar la pobreza física o espiritual de los demás.
Ojala este verano nos ayude a todos a descalzarnos para pasear por la playa o el campo y así soltar esas pequeñas piedras que nos molestan y nos sintamos todos más iguales.
Un abrazo

Tenemos 1 comentario , introduce el tuyo:

  1. Ponernos en el lugar del otro. No juzgar. No criticar, No reprochar. Que cada uno sigamos nuestro camino, Que sepamos resolver nuestros problemas preocupaciones así quitamos las piedras de nuestro zapato. Que la comunicación sea empática etc etc.etc....................Así la relación con los demás será verdadera, sincera, fluida y desde el corazón.
    La frase a Pepi la ha encantado. También para enmarcar: "ANTES DE JUZGAR MI VIDA PONTE MIS ZAPATOS".

    ResponderEliminar