La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
martes, 1 de julio de 2014

Mentalidad positiva

El rincón del optimista
Juan
Ser original y abierto es como ser positivo, ayuda a lograr objetivos/metas
“Tener una mentalidad positiva es mucho más efectivo que correr muchos kilómetros”. Esta es una de esas frases que lees y te queda en la mente zumbando hasta que concluyes que sí, que la haces tuya, que la incluyes en el decálogo de tu filosofía de vida. Que con una mentalidad positiva se pueden lograr más objetivos, hasta la felicidad, que no es un objetivo, sino una meta que no se alcanza así como así, sino que el secreto está en luchar por estar en su búsqueda permanente. Más importante que la meta es el camino.

Recientemente he escuchado otra frase al hilo de esa diferencia entre el optimista y el pesimista, o si se ve el vaso medio lleno o medio vacío: “Yo siempre veo el vaso lleno, porque si está mediado de líquido, la otra mitad contiene aire… tan necesario para la vida”. ¡Toma optimismo a rebosar!
Circulan por la red cientos de frases filosóficas con las que estoy bastante de acuerdo y que no voy a reproducir ahora, ni siquiera unas pocas. Pero sí quiero resumir dos estudios curiosos que he conocido recientemente en una conferencia sobre motivación:
1.- Con el simple gesto de colocar un lápiz pequeño en la comisura de los labios para forzar una sonrisa (artificial) se consigue engañar al cuerpo que responde al estímulo de sensación de felicidad, de risa, creando endorfinas de esas del bienestar. Es decir, que si estamos alegres y positivos, nuestro cuerpo segrega sustancias también positivas; pero si, al contrario, estamos tristes y pesimistas, nuestro cuerpo se defiende provocando e incluso  enfermedad. Conclusión, nos conviene mantenernos alegre casi aunque sea de modo artificial, pues por el efecto contagio acabaremos sintiéndonos mejor, al igual que nos encontramos felices cerca de personas optimistas y positivas; o desdichados por el hecho de acompañar a los negativos y pesimistas por naturaleza.
2.- A un grupo de 40 personas colocadas en pupitres en un aula se les pide que realicen un ejercicio, intentar formar una palabra mezclando las letras de otras tres palabras que se les entrega. Ellos creían que todos realizaban el mismo ejercicio, pero la realidad era que a los 20 de la derecha se les dio uno sencillo de resolver y a los 20 de la izquierda uno irresoluble. A los tres minutos el profesor pide que levante la mano quien lo haya resuelto, levantándola casi todos los de la parte derecha. Ahora se les pide que dejen ese test y se les entrega otro, esta vez sí a los 40 por igual, de dificultad media-baja, con la misma dinámica. Pasados tres minutos se pide que levanten la mano aquellos que lo han resuelto y, aquí viene lo llamativo, vuelven a levantarla mayoritariamente los de la parte derecha. Concluye el experimento y se les explica lo que ha ocurrido. Los 20 de la parte izquierda comentan cómo se sintieron en el primer ejercicio al ver que la mitad del grupo resolvían el problema y ellos no: frustrados, confundidos, estúpidos, incapaces… Conclusión: personas motivadas y positivas aumentan el rendimiento; personas frustradas, negativas y tristes tienen dificultades para resolver problemas, para vivir en definitiva.
Hay cientos de técnicas psicológicas que utilizan los docentes, terapeutas y los coaches, palabro anglosajón tan de moda que define a quienes se dedican a entrenan a personas o grupos con el objetivo de lograr alguna meta o desarrollar habilidades específicas. De lo que estoy convencido, cada vez más, es que la mentalidad positiva, una mente despierta, es un factor indicado para lograr casi todo lo que te propongas. Aunque tampoco vale lograrlo pasando por encima de todo, de todos o a cualquier precio. Para eso hace falta RESPETO, pero este es un tema con mayúsculas del que se hablará en otra entrega optimista.
Asín sea.

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. RESPETO, palabra que siempre me ha gustado, estaré expectante a que escribas algo sobre ella.
    Por supuesto que tener una mente abierta y una aptitud positiva nos ayuda y alivia para afrontar situaciones diarias.
    Preciosa foto Juan

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho leerte Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho saber que te gusta mucho leerme. Juan.

      Eliminar
  3. La mentalidad positiva lo es aún más cuando tiene la posibilidad de incluir también lo negativo, porque lo negativo es real y existe.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho la exposición del 4º anónimo. Pepi la comparte.

    ResponderEliminar