La peor discapacidad es no darnos cuenta de que todos somos iguales.
Pedro Miguel Lamet
domingo, 18 de mayo de 2014

LA ESCRIBANA DEL REINO


-Me gusta la gente que se ríe-

         Me gusta mucho tipo de gente. Casi tanta como a Mario Benedetti. Pero últimamente me he dado cuenta de que me gusta – y mucho- la gente que se ríe, no con sarcasmo ni cinismo, sino con alegría.

         Me gusta la gente que, contando anécdotas suyas, se ríe de sus meteduras de pata y de sus equivocaciones, porque ello demuestra que las ha superado y/o ha aprendido a vivir con ellas.

         Me gusta esa gente que, ante lo inesperado, sonríe primero y se ríe después, pues da a entender que no tiene miedo al porvenir y que acepta con alegría cuanto el futuro le depare.

         Me gusta la gente que, dando charlas o conferencias, entreteje sus risas en el transcurso de las mismas. Las hacen con ello amenas, entretenidas y mucho más educativas. Nada que ver con las concienzudas explicaciones de rigorismo científico que cuesta entender y mucho más comprender.

         Me gusta la risa franca, clara, fresca, incluso exagerada. La risa auténtica. La que sale del alma y se contagia. La que transmite energía e ilusión sin ataduras. La espontánea del niño.

         Me gusta la gente que se ríe así. Me siento feliz a su lado. Hacen la vida algo más llevadera y agradable. Ayudan a vivir. Invitan a reír con ellos. Dan vida y la comparten.

         Ojalá no falta nunca en mi entorno la gente que ríe.

                                                                                     M.E.Valbuena

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. A mí también me gusta reír y ver reír.

    ResponderEliminar
  2. La risa me parece un gran alimento para mi espíritu aumenta mi autoestima, me relaja, hasta me ayuda a ser más feliz, quito hierro a las problemas que se me presentan.Y como tengo sentido del humor me encanta cuando me rio de mi misma. A Pepi también la gusta mucho el estar con gente que se rie, porque los beneficios son muchos.

    ResponderEliminar
  3. ¡A quién no le gusta estar con personas alegres y sonrientes!!!!!!!!!!!!
    El encontrarte en la oficina, en el trabajo, en la tienda...en cualquier lugar donde vayas, con personas que te saludan, que te reciben, que te acogen con una sonrisa.Que te están ofreciendo su cercanía y su amistad..
    A mí me gusta ofrecer mi sonrisa a los demás.Y te animo a que hagas lo mismo,es la mejor medicina.

    ResponderEliminar
  4. La cara es lo primero que ven los demás en nosotros, si sonreimos, es contagioso, cuesta lo mismo sonreir que no hacerlo.

    ResponderEliminar