Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
martes, 26 de noviembre de 2013

LA SOLEDAD

Le hemos pedido a uno de los participantes de los grupos de autoestima que ponga en fotografías y en un pequeño texto su mundo interior actual. Para todos nuestros internautas su perfomance, llena de vida y de arte. GRACIAS.


La Soledad

El piano es negro de fondo, tiene mucha música y arte guardado dentro de él, hay teclas negras y blanca... más blancas que negras... pero estas sobresalen más, están por encima, no soy capaz de ver en algunos momentos que hay más teclas blancas ...


y el invierno llega de repente, de forma inesperada al alma... y te hiela el alma, te aísla y te impide ver si hay alguien cerca...


si hay alguien siquiera.

La cama sigue esperando a una hija ausente, su peluche está inclinado... esperando que lo acaricien... pues fue elegido con amor... 


y a veces hasta imagino que el peluche tiene dueño,...

que ella está aquí y escucha mis palabras de amor, incondicional, que se ha atrevido y no tiene miedo a dar el paso... pero el miedo es libre y provoca mayor soledad...

Pero puede haber guías... aunque sean pequeñas,


 papeles, libros... Dios 



que nos hagan disipar las nubes... la piedra es pequeña... pero indica bien el camino a seguir... también tenemos derecho a equivocarnos, también hay ayuda a nuestro lado...


y el papel siempre es un buen amigo, fiel como el piano. Hay que seguir viviendo, ... con teclas blancas y negras... es la única manera de que haya buena melodía.



La mesa ya no se ve tan vacía ni solitaria... estoy viviendo, estoy en la melodía elegida por mí... he elegido


libremente, duramente... pero merece la pena encontrarme a mí mismo. Pero sí... buscaré y pediré ayuda. 

¡Gracias a todos los que, cerca o lejos, estáis a mi lado! Sois muchos.

Francisco José García Martín.


Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Bello desarrollo de sentimientos puestos en palabras y en fotografías. Quiero destacar, por un lado, el camino andado y por otro lado, el final optado: he elegido libremente, duramente. Así es la vida: dureza y libertad. Ambos, dan felicidad. Aunque pueda parecer que nunca se llega. Se llega. Norecic

    ResponderEliminar
  2. Felicito a Paco por esta presentación de su mundo interior. Le felicito por el camino recorrido, por lo aprendido desde el dolor, la soledad y la ausencia. Le felicito por este reencontrarse. Por llegar a Itaca, su Itaca más profunda. Siento que ha merecido la pena. FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  3. "Buscaré y pediré ayuda". Esto es lo que distingue una personalidad pasiva y victimista de otra proactiva y responsable. Este es el esfuerzo de cada día. Me gusta verlo escrito y me gusta, sobre todo, comprobar que es cierto. ¡Enhorabuena!
    M.Elena

    ResponderEliminar
  4. Hola Paco , no nos conocemos, pero segun te expresas aqui, eres de las personas que merece encontrarse en el camino (Donde hay teclas "sucias" y teclas vivenciales maravillosas, y te deseo que limpies cuanto antes las sucias, para poder ver lo bueno de la existencia ( es como la vida misma....con cosas dolorosas y cosas que hacen feliz
    No permitamos que el arbol.......no nos deje ver el monte. Un a brazo
    Fernando

    ResponderEliminar
  5. A mi querido amigo Paco:
    Contigo no me oculto...


    Si tú supieras que
    te veo,
    te camino,
    descubro a cada paso,
    que, al estar contigo,
    quiero aferrarme duro,
    al tacto justo,
    al llanto oculto,
    a la burlona risa
    de tus vencidos triunfos,
    a la vida puta,
    al caminar desnudo,
    si tú supieras que
    te veo,
    te camino,
    si tú supieras
    pero
    yo me oculto.

    Besos,
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta, me estás haciendo llorar...! Fue un momento duro el que me llevó a expresar esto, ya os lo contaré más despacio. Otra vez, gracias, tan lejos, tan cerca...

      Eliminar
  6. Preciosa exposición de un mundo interior en construcción y que sin duda dará lugar a un confortable y maravilloso edificio. ¡Cuesta la soledad!
    Mª José

    ResponderEliminar