El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
martes, 15 de octubre de 2013

EL RINCÓN DEL OPTIMISTA

La vida es bella como una flor o un paisaje


La vida es bella, te lo digo yo

Me quito el sombrero ante Roberto Benigni que escribió, dirigió y protagonizó la película La Vida es Bella, una peli vitalista y optimista donde las haya, desarrollada en un ambiente ciertamente complicado y hostil como fue el nazismo alemán, la persecución de los judíos y los campos de concentración. No me cansaré de ver esta película ni de escuchar su música preciosa. http://www.youtube.com/watch?v=GE0CZNCs41s Tengo pocos sistemas personales mejores para animarme muchos días al despertar como la decirle a mi pareja esa frase ya mítica que se repite en la cinta de: "Buenos días, princesa". Funciona, de verdad. Ese buen hombre es capaz de sobreponerse y sobrevivir con mucho humor italiano ante la violencia militar de los nazis, esos que se creían una raza superior, bueno más bien se lo creía un psicópata frustrado con bigote que fue capaz de convencer a otros millones de enfermos. Y el dolor que causaron creyéndose superiores, matando y torturando. Cómo Benigni es capaz de hacer creer que el campo de concentración donde encierran a toda la familia para matarles en las cámaras de gas es un lugar donde juegas con el resto de judíos para ver quién gana un tanque. ¡Dios que maravilla! Un padre que sacrifica su vida para salvar a su hijo. Duro, duro. ¿Qué padre no lo haría? Vaya lección vitalista. En la peli se habla de amor, del poder de la mente, del racismo, del odio, del miedo, de la alegría y el optimismo sin límites… Que esta película es buenísima y recomendable casi nadie lo discute, prueba de ello es la cantidad de premios que ha recibido desde que se filmó en 1997. Otra cosa más discutible podía ser si realmente la vida es bella o no. Pues por existir películas como estas y por otros muchos motivos que ahora no voy a enumerar te digo que sí, que la vida es bella, que merece mucho la pena vivirla, te lo digo yo, y hacerlo con ilusión, plenitud y conciencia, por muy mal que te vayan las cosas. Ya sabes aquello de que “Por muy mal que te vayan las cosas, todo es susceptible de empeorar”. Y si  René Descartes dijo aquello de “Pienso, luego existo”, yo digo esto otro: “Escribo, luego sigo vivo”. Pues eso. Asín sea.
Juanín.




Tenemos 7 comentarios , introduce el tuyo:

  1. La fotografía que habéis puesto invita a vivir, a disfrutar de la vida, a volver a nacer......
    Efectivamente para Pepi también es una gran película. Y lo que más la impacto fue como ese padre fue capaz de que su hijo no vivera todo lo que estaba pasando a su alrededor,.
    Reiterada enseñanza: Aunque la situación que vivamos es muy dolorosa, influye mucho el pensar, sentir y actuar de cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi madruga, es fiel, aporta, comenta, opina, se implica, se moja y nos enseña con sus vivencias tanto o más que los escribientes de los apuntes del blog. Gracias Pepi por estar ahí y sigue así. MUCHAS GRACIAS. Juan.

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Para mí también están siendo unas grandes enseñanzas todos los que contribuis con las distintas "Etiquetas" en el blog. Pepi

      Eliminar
  2. Una maravillosa película. ¡¡ VIVA EL ESPIRITU DE BENINGNI!!.
    sÍ, "La vida es bella. Ya verás, como a pesar de los pesares/ tendrás amigos, tendrás amor..". El poema de Goytisolo. Merece la pena leerlo en su totalidad.
    Estoy contigo, Juan

    ResponderEliminar
  3. La vida procuro hacerla más o menos bella depende de cómo VIVA la situación que me rodea, por lo que cambiaría “la vida la hacemos bella”
    Por cierto, estoy deacuerdo que es una formidable película.
    Elena.

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a eso de la vida es bella y cómo pudo hacerse bella en la peor de las situaciones. Qué grandeza al exponer ese horror nazi en la vida de ese niño. El mejor ejemplo de que es posible tener los ojos de la belleza siempre. Norecic

    ResponderEliminar
  5. Hola,,,,,ando por aqui leyendo, la primera vez que vi la pelicula, no me gusto. me parecio trivializar con tanto dolor (seguramente no paso nada de eso y el padre llegaba que no podia darle un abrazo a su hijo.........y seguramente murierón los dos), pense en que opinarian, los que quedarón vivos del holocausto, hacer ese tipo de pelicula, Cuando ninguno de nosotros nos podemos imaginar (ni locos) todo el sufrimiento alli vivido..creo que ninguno, por mucha sensibilidad que tenga, podra empatizar nunca con semejante atrocidad. Pero luego, volvi a verla y vi mentira (pero como protección) y tratado todo el drama, con sensibilidad. Alejandonos de esta catastrofe a los niños les seguimos mintiendo....para ilusionarlos, hacerles soñar.....con los Reyes Magos , Papa Noel. Me quedo con la sensibilidad de la pelicula. Fernando

    ResponderEliminar