Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
viernes, 30 de agosto de 2013

POESÍA PARA RUMIAR


¡DEJALO SER...!
¿Qué es muy injusto
lo que te pasa,
y que tu suerte
siempre es escasa,
y no mereces
tal padecer…?
¡Vamos, amigo…,
déjalo ser…!

¡Déjalo ser…!,
que ese calvario
que tú imaginas
en tu escenario,
te lo fabricas
tú para ti,
cuando te dices
“¡pobre de mí!”.

¡Déjalo ser…!,
y eleva el modo
con que en tu vida
lo miras todo…,
si ya en el fondo,
tu Esencia sabe
que en la existencia
nada es tan grave…

¡Déjalo ser…!,
que en este andar,
no hay coincidencias,
y no hay azar…,
porque la senda
que te tocó,
¡ha sido tu alma,
quien la planeó!.

¡Déjalo ser…!:
sé ese testigo
desapegado,
neutro, objetivo,
que al ver la espuma
sobre su playa,
deja que llegue…
y que se vaya…

¡No olvides nunca
que estás de paso!,
y que las risas
y los porrazos
te están llegando
para aprender…
¡Vamos, amigo…,
déjalo ser…!
Jorge Oyhanarte
 

 

 
 
 

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me ha gustado la enseñanza de este poema. En la vida debemos aceptar las cosas tal como nos vienen, porque muchas veces somos nosotros mismos los que hacemos que sean así. No ir de víctimas por la vida. Intentar cambiar las que no compartimos.
    Pepi concluye diciendo que todo es un aprendizaje.

    ResponderEliminar
  2. Déjalo ser... buena sabiduría al alcance de cualquiera

    ResponderEliminar
  3. Bonito, buen enseñanza, quitar las quejas, dejar que fluya, flotar, volar, desprenderse de muchas mochilas, ir por la vida ligero de equipaje. Norecic

    ResponderEliminar
  4. ¿De verdad estamos nosotros para quejarnos? Hombre, mira el telediario cinco minutos y después sigue quejándote de lo que te pasa. Privilegiados, eso es lo que somos en el fondo, a pesar de todas las vicisitudes que nos pase a cada uno. Estamos vivos y la vida es bella, esa es la gran conclusión. Juan.

    ResponderEliminar