Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
martes, 23 de julio de 2013

SABER ESPERAR



¿Qué te sugiere?
Si lo quieres compartir, pincha en comentarios y deja tu opinión.

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. "las cosas nos llegan cuando tienen que llegar. Nosotros, siempre con prisa. Perdón, yo siempre con prisa, con agobio, con ansiedad. Gran lección la qu ehoy se me ofrece, se nos ofrrece".

    ResponderEliminar
  2. Gran enseñanza. A Pepi le sugiere:
    - De vivir el presente.
    - Cultivar la paciencia.
    - Aceptar lo que la vida le depare.
    - Quitar las ideas tanto racionales como irracionales.
    - Tratar de olvidarse de la situación en la que esta esperando una respuesta o acontecimiento.
    - A que puede llegar a desequilibrar emocionalmente mi organismo.

    ResponderEliminar
  3. No hay nada que esperar, eso no significa vivir desesperanzado, simplemente es entender que los que llamamos acontecimientos o circunstancias no son vividos por nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Hay que abrazar, amar ... todo lo que nos llega.

    ResponderEliminar
  5. Aceptación...implica paciencia y espera...porque el aprendizaje dura toda la vida Norecici

    ResponderEliminar
  6. Si,es cierto que muchas cosas llegan cuando tienen que llegar, pero sólo si las tenemos en cuenta mientras esperamos su momento... estaremos preparados. Sí, es cierto, la muerte llega cuando tiene que llegar pero eso no significa que debamos ignorarla en vida, porque el ser conscientes de nuestra propia muerte, ( aún no siendo creyente como es mi caso), trivializa la mayoría (por no decir todos) los problemas de la vida, de los que hay que ocuparse sin preocuparse, y creo además que si todos "vivieramos" cada día esperando o siendo conscientes de nuestra condición de mortales.... el mundo sería mejor, menos egoísta, menos neurótico, menos envidioso,... con más sentido, hoy por hoy, el último día de mi vida es lo único que espero, "Pero endenderme bién" pues esta actitud es precisamente la que hace que me ría de mis propios problemas, y saboree mi vida y la de los que me rodean.

    ResponderEliminar