Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
domingo, 21 de julio de 2013

LA ESCRIBANA DEL REINO



- Atrapados por el móvil –


Decimos de los adolescentes, pero los que no lo somos copiamos sus comportamientos más veces de las que fueran deseables. Un ejemplo: el teléfono móvil.

Los que ya tenemos una edad nos criamos sin móvil, Tablet, Ipad, Iphone y demás recursos comunicativos. Y sobrevivimos a dicha carencia. Pero, ahora, pasados los años, queremos no perdernos nada y en cuanto un nuevo producto de estas características sale al mercado, nos lanzamos como posesos a su adquisición. No vaya a ser que no estemos al día de las actualizaciones.

En un reciente curso que hice, donde –como siempre- se insistió en el apagado de los teléfonos móviles, la gente salía en los descansos a fumar (los menos) y a hablar por el móvil (casi todos). Allí estaban, en el hall del edificio, dando vueltas, cada uno a su conversación telefónica. Curioso.

Igual de curioso resulta ser la segunda opción en una conversación ante una llamada del móvil. Llame quien llame, siempre es preferente al que está presente. Nos levantamos o nos alejamos o nos damos la vuelta o simplemente contestamos, de manera que queda claro que el que llama tiene prioridad.

He llegado a pensar (y a decir públicamente) que para sostener una conversación seria con determinadas personas, no sólo adolescentes, lo mejor es telefonearlos. Así, por lo menos, tengo la seguridad de que me escuchan.

Que no se me malinterprete. No tengo nada en contra de las TICs (si no las hubiera no se estaría ahora leyendo este escrito) sino del uso desproporcionado de las mismas, que no deja de sorprenderme a diario.

M.E.Valbuena

Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Que razón tienes querida escribana, ha quedado desplazada la escucha de tu a tu en presente.
    Otra cosa que sucede, lo digo porque lo he visto y sigo viendolo, estan dos amigos/as juntos y cada uno esta con su móvil dale que te pego, juegos, correo, etc., sin hablarse, sin mirarse, llega la hora y cada uno marcha para su casa y al llegar, o poco despues, se acuerdan de que no han hablado el/la uno/a con el/la otro/a y rapidamente, por el móvil, se laman y empiezan una corversación larga y tendida que la poddian haber hecho antes.
    Estamos un tanto o mucho deshumanizados.....j.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad. Soy el primero que me paso pendiente del móvil más tiempo del que quisiera. Pero no puedo vivir sin él.

    ResponderEliminar
  3. ¿Esta foto es de Jesús Aguado?. Si es así enhorabuena y sino es así enhorabuena al que la realizase

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es de Jesús Aguado, a quien agradezco desde aquí la forma en que me facilita el trabajo con sus magníficas fotos. Debido a un error técnico no ha salido su nombre
      La escribana

      Eliminar
  4. Comparto la opinión del primer comentario, y Pepi sólo añade que en su círculo de amistades ya ha habido serias discursiones por el tema.

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo. Me parece una falta de respeto estar hablando con alguien que está jugando con el móvil, mandando o leyendo mensajes y tú aguantando la vela, de señorita/o de compañía.
    Un comportamiento infantil, inmaduro y que a mí me genera tensión o evasión.

    ResponderEliminar