Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
martes, 17 de abril de 2012

HAZ LO MÁXIMO QUE PUEDAS



5º.- LA SABIDURÍA TOLTECA. «Haz siempre lo máximo que puedas»

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “hombres y mujeres de conocimiento”. Los antropólogos los han definido como una nación o una raza, pero de hecho eran científicos y artistas con un profundo conocimiento espiritual. La conquista europea, junto con errores propios, hizo que los toltecas – naguales – escondieran su sabiduría y la ocultaran a los demás.

Nos proponemos a dar a conocer esta sabiduría a través del Doctor Miguel Ruiz y de sus libros “Los Cuatro acuerdos”, la “Maestría del amor” y “El quinto acuerdo”.

LOS CINCO ACUERDOS para ser feliz:

1º. Sé impecable con tus palabras.

2º.-No te tomes nada personalmente.

3º.- No hagas suposiciones.

4º.- Haz siempre lo máximo que puedas.

5º.- Sé escéptico, pero aprende a escuchar

Vamos a explicar hoy el cuarto acuerdo: «Haz siempre lo máximo que puedas»

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro. Todas las cosas están vivas y cambian continuamente, de modo que, en ocasiones, lo máximo que podrás hacer tendrá una gran calidad, y en otras no será tan bueno. Cuando te despiertas renovado y lleno de vigor por la mañana, tu rendimiento es mejor que por la noche cuando estás agotado. Lo máximo que puedas hacer será distinto cuándo estés sano que cuando estés enfermo, o cuando estés sobrio que cuando hayas bebido. Tu rendimiento dependerá de que te sientas de maravilla y feliz o disgustado, enfadado o celoso.

Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más energía de la necesaria y, al final, tu rendimiento no será suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti, y por consiguiente te resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes hacer, te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios, culpas y reproches.

Limítate a hacer lo máximo que puedas, en cualquier circunstancia de tu vida. No importa si estás enfermo o cansado, si siempre haces lo máximo que puedas, no te juzgarás a ti mismo en modo alguno. Y si no te juzgas, no te harás reproches, ni te culparás ni te castigarás en absoluto. Si haces siempre lo máximo que puedas, romperás el fuerte hechizo al que estás sometido.

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo:

«Maestro, si medito cuatro horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?». El maestro le miró y le respondió: «Sí meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años».

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: «Maestro, y si medito ocho horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?».

El maestro le miró y le respondió: «Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años».

«Pero ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?», preguntó el hombre.

El maestro contestó: «No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguirás agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz».

Si haces lo máximo que puedas, vivirás con gran intensidad.. no parece que trabajes, porque disfrutas de todo lo que haces. Sabes que haces lo máximo que puedes cuando disfrutas de la acción o la llevas a cabo de una manera que no te repercute negativamente.

Si siempre haces lo máximo que puedas, una y otra vez, te convertirás en un maestro de la transformación, descubrirás que encontrar lo que buscas es sólo cuestión de tiempo”. ( Miguel Ruiz)

Amigo internauta, déjanos tus aportaciones en “comentarios”.



Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Mi padre me decia: "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", y siempre trataba de hacer todo lo que podia, pero no disfrutaba de cada momento al realizar las cosas.
    Ahora hago cada día todo lo que puedo pero buscando siempre: felicidad, bienestar satisfación, sin agobios, sin mirar si es mucho o poco y si me encuentro cansada, me permito dejarlo para otro día, que bien puede ser al día siguiente, u otro día.
    ¡Pero Pepi como está aprendiendo: a cuidarse, darse mimos etc.etc.!

    ResponderEliminar
  2. Quiero hacer lo máximo que esté en mis manos en cada momento y de acuerdo con mi propia situación, sin agobios, sin presiones

    ResponderEliminar
  3. Muchas veces pienso que hago poco, que tendria que esforzarme más es una duda que tengo cada día, quizás todo es aprender e intentar mejorar aunque sea muy poco. Haz lo máximo que puedas buena frase

    ResponderEliminar