Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
miércoles, 18 de abril de 2012

DE CHARLA CON "EL HOMBRE MÁS FELIZ DEL MUNDO", MATHIEU RICARD (I)



"Entrevista a Matthieu Ricard" : EL HOMBRE MAS FELIZ DEL MUNDO


“El problema es que nuestros sentimientos negativos hacia otras personas no están a menudo justificados, sino que los hemos creado nosotros en nuestra mente de forma artificial como respuesta a nuestras propias frustraciones".

Declarado el hombre más feliz del planeta.

Es más feliz que usted, seguro. Mucho más. Matthieu Ricard obtuvo una nota inalcanzable en un estudio sobre el cerebro realizado por la Universidad de Wisconsin (EEUU). Los especialistas en neurociencia afectiva le nombraron «el hombre más feliz de la Tierra». A sus 61 años, quien hoy es asesor personal del Dalai Lama, tiene una vida digna de un guión de cine. Biólogo molecular, hijo de un filósofo ateo, dejó su carrera por abrazar al budismo.

En lugar de tener una casa en la playa ha elegido una vida contemplativa en el monasterio nepalí de Shechen, junto al Dalai Lama.

Es el único europeo que sabe tibetano clásico.

Matthieu Ricard vive en un monasterio apartado de toda civilización , en las montañas de Nepal.

Ha entregado todo el dinero de las ventas de sus libros a la caridad.

A los 30 años decidió se acogió al celibato y dice cumplirlo sin descuidos. En realidad, Matthieu Ricard carece de todas las cosas que los demás perseguimos con el convencimiento de que nos harán un poco más felices. Y sin embargo, este francés de 61 años, biólogo molecular hasta que decidió dejarlo todo y seguir el camino de Buda, es feliz . El más feliz según la ciencia.

Científicos de la Universidad de Wisconsin llevan años estudiando el cerebro del asesor personal del Dalai Lama dentro de un proyecto en el que la cabeza de Ricard ha sido sometida a constantes resonancias magnéticas nucleares, en sesiones de hasta tres horas de duración. Su cerebro fue conectado a 256 sensores para detectar su nivel de estrés, irritabilidad, enfado, placer, satisfacción y así con decenas de sensaciones diferentes.

Los resultados fueron comparados con los obtenidos en cientos de voluntarios cuya felicidad fue clasificada en niveles que iban del 0.3 (muy infeliz) a -0.3 (muy feliz). Matthieu Ricard logró -0.45, desbordando los límites previstos en el estudio, superando todos los registros anteriores y ganándose un título -«el hombre más feliz de la tierra»- que él mismo no termina de aceptar. ¿Está también la modestia ligada a la felicidad? El monje prefiere limitarse a resaltar que efectivamente la cantidad de «emociones positivas» que produce su cerebro está «muy lejos de los parámetros normales».

El problema de aceptar que Ricard es el hombre más contento y satisfecho del mundo es que nos deja a la mayoría al desnudo. Si un monje que pasa la mayor parte de su tiempo en la contemplación y que carece de bienes materiales es capaz de alcanzar la dicha absoluta, ¿no nos estaremos equivocando quienes seguimos centrando nuestros esfuerzos en un trabajo mejor, un coche más grande o una pareja más lucida?

“Mi padre murió el año pasado a los 82 años. Como dependía tanto de su brillantez intelectual, cuando se vio limitado se desanimó», asegura el monje, para quien la muerte de quienes nos rodean debe ser aceptada como un paso más en el ciclo natural de la vida y no necesariamente como un episodio triste. «El mejor homenaje que podemos ofrecer a los que ya no están con nosotros es vivir la vida de forma constructiva, ser conscientes de que nacemos solos y morimos solos. ¿Por qué no sentir que cada ser humano es nuestro familiar, que cada casa es nuestro hogar?».

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Quiero aprender de gente así. Este en el credo que esté. En el fondo en nombre de referencia, el nombre de lo alto, de lo inmenso, de lo más allá, no es importante. Un día no sdaremos cuenta de que somos muchos los que caminamos en la misma dirección desde distintos vericuetos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaria escuchar directamente a este hombre. Debe transmitir una paz que dara envidia sana.
    Para Pepi no solo nacemos solos y morimos solos; si no que estamos solos en esta vida.

    ResponderEliminar
  3. Si lo fundamental en esta vida es ser feliz, estamos ante el hombre más grande del universo. Puede ser una referencia. Pero, cada uno de nosotros, estamos llamados a ser eso: hombres felices. Y eso es labor de cada día. En el TE buscamos que las personas sean seres felices. Por eso hace una labor tan grande.

    ResponderEliminar