Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 1 de abril de 2012

ABRIL


Capilotes. Foto Jesús Aguado

He leído en un horóscopo dominical que los nacidos en abril van a gozar de buena salud en esta primavera. Bueno, vamos a suponer que las predicciones astrológicas se pueden establecer así de simple y que además aciertan. Pues me alegro por ellos. Yo, como no nací en abril, no voy a tener su suerte.

Tengo que reconocer que para mí es un mes totalmente desestabilizante, y no sólo en cuanto a salud física se refiere. Sin embargo, algo tiene para ser especial.

Abril es un mes adolescente, a caballo entre el invierno y el verano, sin climatología definida aún. Puede ofrecernos días de intenso frío y días de ardiente sol. Suele ser lluvioso muchos años y huracanado otros. En cualquier caso, cambiante y revoltoso. Inestable en sí mismo.

Abril llama nuestra atención despertando los sentidos un tanto adormecidos y aletargados tras el invierno: viene envuelto en aromas de incienso procesional, de flor de azahar, de tierra mojada y de hierba recién cortada; nos llega con sabor a bacalao, a torrija, limonada, fino y pescaíto frito; nos trae sones de trompetas y tambores, de saetas, de bulerías y fandangos, de guitarra flamenca, de palmas. Y, sobre todo, nos regala su colorido para recrearnos la vista.

Si hay algo realmente remarcable en abril es el paisaje multicolor de sus flores, las primeras flores del año. Así, adulándonos, compensa con creces sus vaivenes y sus caprichos y consigue que se los perdonemos.

Tal vez por eso abril ha inspirado y sigue inspirando letras de canciones inolvidables, poemas, novelas...


La escribana del Reino
M.E.Valbuena

Tenemos 5 comentarios , introduce el tuyo:

  1. ¿Quién le robó a Sabina el mes de abril?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no lo sé, pero sé de otro que maldice abril.

      Eliminar
  2. Pues sí, mes de cambios, de transformación, o lo que significa la Pascua,el PASO a otra cosa nueva que nos de esperanza para vivir ilusionados. Un proceso dentro de nosotros mismos que puede producir inseguridades al soltar lo que no nos sirve,pero inprescindibles para avanzar más libres.

    ResponderEliminar
  3. Mª Elena que descripción más bonita has hecho del mes de abril, lo he leido varias veces y lo traspaso a las personas: por un lado las que están inseguras en su vida que no saben que hacer de si mismas, como conseguir aquello que necesitan, quieren y no pueden; bien por no encontrar el modo de cambiar, y otras porque en el fondo si saben como, pero les da miedo a enfrentarse, y además
    las personas que aceptan las situaciones tal como se le presentan encontrando en cada momento sus beneficios.
    Pepi desea que todos sepamos aprovechar lo bueno en cada momento que la vida nos brinda.

    ResponderEliminar