El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
sábado, 3 de marzo de 2012

SOLO QUIERO SABER




Comiendo en Belén
No tengo qué vestir, sentir, divertirme, tener,... pensar... según el modelo que tratan de establecer para el mundo y la sociedad en que vivo, me niego rotundamente a amar según unos cánones en ocasiones tan comerciales, que hacen que el 14 de febrero tenga que comportarme de una manera diferente a como soy.

Por eso dias despues del famoso dia de “los enamorados” comparto este escrito de Oriah Mountain Dreamer.

LA INVITACION

No me interesa saber cómo te ganas la vida: Quiero saber lo que ansías, y si te atreves a soñar con lo que tu corazón anhela...

No me interesa tu edad. Quiero saber si te arriesgarías a parecer un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo...

No me interesa saber qué planetas están en cuadratura con tu luna. Quiero saber si has llegado al centro de tu propia tristeza, si las traiciones de la vida te han abierto o si te has marchitado y cerrado por miedo a nuevos dolores. Quiero saber si puedes vivir con el dolor, con el mio o el tuyo, sin tratar de disimularlo, de atenuarlo ni de remediarlo...

Quiero saber si puedes experimentar con plenitud la alegría, la mía o la tuya, si puedes bailar con frenesí y dejar que el éxtasis te penetre hasta la punta de los dedos de los pies y de las manos sin que tu prudencia nos llame a ser cuidadosos, a ser realistas, a recordar las limitaciones propias de nuestra condición humana...

No me interesa saber si lo que me cuentas es cierto. Quiero saber si puedes decepcionar a otra persona para ser fiel a ti mismo; si podrías soportar la acusación de traición y no traicionar a tu propia alma...

Quiero saber si puedes ver la belleza, aun cuando no sea agradable, cada día, y si puedes hacer que tu propia vida surja de su presencia...

Quiero saber si puedes saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mio, y de pie en la orilla de un lago gritarle a la plateada forma de la luna llena: “¡Si!”...

No me interesa saber donde vives, ni cuanto dinero tienes. Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de aflicción y desesperanza, agotado y magullado hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario para alimentar a tus hijos...

No me interesa saber a quien conoces ni como llegaste hasta aquí. Quiero saber si te quedarás en el centro del fuego conmigo y no lo rehuirás...

No me interesa saber ni donde, ni cómo, ni con quién estudiaste. Quiero saber lo que te sostiene desde el interior, cuando lo demás se derrumba...

Quiero saber si puedes estar solo contigo y si en verdad aprecias tu propia compañía en momentos de vacío...

Wetón

El corazón, o está enamorado o en camino de estarlo...

(Esta reflexión nos la ha remitido Ángel. Gracias)

Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Me gusta esta reflexión y más aún que tenga de un tipo como Angel

    ResponderEliminar
  2. Profunda y bonita reflexión. Para Pepi ante todo: Ser capaz de quererse, aceptarse, sonreir, bailar, cantar, divertirse etc. etc.etc uno solo, y si "llama el amor a mi puerta", que de verdad sepa compartir.....

    ResponderEliminar