Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
jueves, 15 de marzo de 2012

NIÑOS Y ANCIANOS POBRES





Escribir es un arte. Te enfrentas en solitario a la pantalla de tu ordenador. La mayoría de las veces tengo un tema claro. Otras no. Es mi caso hoy. Eso me obliga a mirar la realidad. A escudriñar mi interior. Me gusta escribir desde lo que veo, lo que siento, lo que vivo, lo que palpo. Algo personalizado, reciente, fresquito, del día a día.

Hoy me encuentro todavía un poco atolondrado. Llevo dos días por Soria, después de 40 días por Brasil y Bolivia. Todo cambia: el horario, el ambiente, el clima, la alimentación, los problemas, la ciudad, la cultura, el idioma, las relaciones... Sobre todo la temperatura: pasar de los 35 grados del verano de allí a los gélidos fríos de nuestra Soria querida. Mi cuerpo protesta. Me ha constado un respetable catarro.

Mis últimos días en Bolivia me han puesto en contacto con una dura realidad. La pobreza allí se ve en la calle, en las escuelas, en las familias. Niños que te dicen que tienen hambre, que lo único que han comido ha sido un "pancito" y un "tesito": un poco de pan y un te. Ancianos sin pensión ninguna la mayoría de ellos, que viven de la caridad o de la limosna. Para ellos no hay residencias, ni publicas ni privadas. Niños y ancianos esperando que se abran los comedores sociales, para hacer una comida decente al día. Expectativa de vida: 62 años.

La mayoría de la población tampoco tiene seguridad social. Hay que hacerse un seguro médico y pagarse los medicamentos, ingreso en hospitales y cirugías. Sí hay buena medicina y educación privadas, para los cuatro ricachones del centro de la ciudad que viven totalmente de espaldas a la miseria de los barrios que les rodean. La desigualdad social es enorme. Bolivia es el segundo país mas pobre de América latina, después de Haití. Y no se le ve crecer.

En este contexto un hombre solidario, un creyente hasta la médula, -Nicolás Castellanos- dejó las lisonjas del "poder" episcopal de España y fue a vivir con los más pobres, en sus mismas condiciones, haciendo una clara opción por ellos y sus causas, impulsando "pequeños gestos liberadores": un proyecto con importantes servicios en salud, educación, deporte, ocio, cultura, además del área religiosa: la "Fundación Hombres Nuevos" para una nueva sociedad. Cuenta con un buen equipo de bolivianos y con ayuda internacional. Una realidad. Posible. Necesaria. Urgente.

Felicidades.

Espíritu 0,7%. Soria.

Eduardo Lallana , PSICOTERAPEUTA Y FUNDADOR DE LA ONG TIERRAS SIN MALES

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Felicito a estas personas que dejan su casa,su familia, sus trabajos,amigos, todas sus comodidaes, etc. etc.por ayudar a los más necesitados.
    Estas personas para Pepi, si que son pèrsonas sencillas, que saben valorar lo más importante de la vida "lo espiritual" (que no es lo religioso), y con poco saben cubrir las necesidades básicas de alimentación.

    ResponderEliminar
  2. Predicar con el ejemplo. Esa es la verdadera sabiduría.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Eduardo por abrirnos a otra realidad. Fea, nauseabunda... pero neecesaria

    ResponderEliminar