El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
lunes, 27 de febrero de 2012

14º APRENDIZAJE VITAL: APRENDER A DESPEDIRSE





Hoy nos dejamos conducir por Ana Gimeno Bayón, licenciada en derecho y psicoterapeuta integradora humanista.

Las despedidas forman parte de nuestro recorrido como seres humanos en proceso, en el que nos encontramos con encuentros y pérdidas. Despedirse no es tarea fácil. Casi siempre implica tristeza, dolor, rabia, ansiedad, vacío.

Hay pérdidas personales – suelen ser las más dolorosas- y pérdidas materiales (empleo, bienes..).

Formas insanas de despedirse:

1ª. La pataleta: ¡No quiero, no quiero , no quiero!. El niño grita, patalea, pero no puede evitar el adiós, pero su rabia le impide aceptarlo.

2ª. La mariposa disecada: nos negamos a aceptar lo ocurrido y “disecamos” la historia pasada. Ej. Se muere un ser querido y dejamos su habitación tal y como la dejó o le hacemos un santuario.

3ª. El agujero del queso. Convertimos nuestra vida en un queso lleno de agujeros, de vacíos, de soledades, hasta alcanzar la depresión.

4ª. El rico paralítico. El niño considera que todos sus juguetes son suyos y no deja compartirlos con los demás. Al final se quedará solo.

5ª.- La despedida del chicle. Hacemos de las despedidas una goma que se estira y se estira, pero nunca rompemos, nunca decimos adiós.

6ª.- ¡No pasa ná!. Es la persona que niega la evidencia. Niega la pérdida, creyendo que así niega el dolor.

Formas sanas de despedirse:

a. Valora los regalos de la vida, aunque tengan taras, aunque tengas que soltarlos y dejarlos irse.

b. Descubre cuándo es el momento de despedirse, sin precipitación y sin demora.

c. Acepta todas las emociones que el proceso de despedida conlleva, aunque sean negativas.

d. Trata de cerrar los asuntos pendientes, antes de que sea demasiado tarde.

e. Quítale valor al “tener” y pon tu pasión en el “ser”.

f. Acepta la herencia que la despedida te deje, sea cual sea.

g. Celebra tu ritual de despedida. Todas las civilizaciones tienen ritos de despedida para digerir la pérdida, la ausencia, el adiós.

h. Date tiempo para cicatrizar tu herida y déjate buscar, encontrar, nuevamente por las vida, que tiene sorpresas agradables. No todo terminó.

Amigo/a bloguero/a: ¿Cuáles son tus pérdidas?. ¿Qué te ayudó en las despedidas?. Deja tu palabra en “comentarios”.


Tenemos 2 comentarios , introduce el tuyo:

  1. La pérdida de amigos que ya no querian relacinarse conmigo fue muy dolorosa, y fue porque iba de SALVADORA y yo sin darme cuenta, pero el día que me enteré supe porque ya no querian relacionarse conmigo, ¡que gran aprendizaje!.
    Cuando fallecio mi padre, llore su muerte inténsamente,pero lo acepte muy bien, habiamos tenido muy buena relación, y mi interior a la vez gozaba de paz, serenidad, y supe quedarme con las buenas enseñanzas, valores recibidos de él etc. pero lo que no supe encajar fue la soledad que iba a encontrar en mi madre, que siempre había tenido muchos celos de como nos llevábamos mi padre y yo.
    Pepi tiene para escribir un libro.

    ResponderEliminar
  2. Me ayuda saber que algo nuevo brotará. Nacerán otras relacioens cuando las anteriores se han ido. No que ha de venir no tiene porqué ser peor.

    ResponderEliminar