El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
lunes, 20 de febrero de 2012

13º APRENDIZAJE VITAL: APRENDER A CONVIVIR EN PAREJA



El pensador Lazarus escribe: “los Matrimonios felices se afirman sobre la capacidad de negociar, de transigir y evitar roles rígidos o imperativos categóricos. Esto presupone un grado de madurez donde ambos aceptan la responsabilidad de su propia felicidad”.

En la dinámica cotidiana hay una serie de estrategias que ayudan a crear relaciones sanas y satisfactorias:

1º.- Que no falte la comunicación, la expresión de los sentimientos, de las emociones, de los deseos, de los gustos y los disgustos. Hay que buscar espacios y momentos para el diálogo y la escucha de corazón a corazón. La pareja es imprescindible “que tú puedas ser tú y que yo pueda ser yo”.

2º.- El cuidado mutuo. Todo lo que no se cuida se acaba muriendo. Una vida de pareja satisfactoria lleva a la búsqueda de actividades que puedan ser compartidas de forma agradable por ambos, posibilitando momentos de diversión, descanso y placer. Es muy saludable promover oportunidades para complacerse mutuamente con generosidad y consideración. Respondemos a esta máxima: “Yo estoy bien , tú estás bien”.

3º.- Reflexión personal. Hay que buscar espacios para la soledad, para la intimidad, para la propia yoidad. Los momentos en común serán más hermosos si cada miembro de la pareja se sigue trabajando, si sigue madurando y avanzando en su propio desarrollo y crecimiento personal. “Yo tengo que crecer al máximo como persona, y deseo que tú crezcas al máximo como persona”.

Hoy nos hemos dejado conducir por Mª. José Carrasco, doctora en filosofía y letras y profesora de modificación y terapia de conducta. Especialista en terapia de parejas.

Amigo/a bloguero/a: ¿Estás satisfecha de tu relación de pareja?. ¿En qué necesita mejorar? Deja tu palabra en “comentarios”.


Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. En la vida de pareja hay un constante camino a la armonía, conservando cada uno su personalidad. Ha de haber un propósito de conservar y mejorar la relación. Interesante reflexión y aprendizaje para los que quieren vivir en pareja.

    ResponderEliminar
  2. La relación de amistad y de pareja nunca está terminada, está siempre CONCIENDOSE

    ResponderEliminar
  3. Tiene que ser algo especial, maravilloso, enriquecedor etc. cuando las parejas realmente SE QUIEREN, NO SE NECESITAN y van caminando juntos y a la vez avanzando, aunque sea despacio; poquito a poco.
    A ver si hay muchos comentarios, para que Pepi sepa lo que "No" hay que hacer, por si surgiera una pareja en su vida.

    ResponderEliminar