Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
domingo, 22 de enero de 2012

SUERTE DISPAR, ENERGIA NEUTRA


Foto de Jesús Aguado, "atardecer"

Hace unos días me encontré con un antiguo alumno. Uno de esos chicos encantadores que, a pesar de los años transcurridos, se sigue parando a saludar por la calle.

Me contó que, tras haber finalizado su carrera con un brillante expediente, había trabajado en varios sitios y que se había sentido en ocasiones minusvalorado y hasta utilizado. Ahora, sin embargo, estaba contento. Llevaba un año trabajando en una empresa fuera de su ciudad, con horario partido (de 9 de la mañana a 7 de la tarde) y sueldo no muy alto, en la que se quedaba a comer al mediodía con otros compañeros. Con alguno de ellos había entablado buenas relaciones y compartían piso, fines de semana, lecturas, encuentros extralaborales, salidas nocturnas... “No es un gran trabajo” - decía sonriendo – “pero intento aprovechar al máximo el tiempo y ver lo positivo de mi situación”.

Se sentía contento con su suerte y parte de su alegría se quedó en mí al despedirnos.

A los pocos días el encuentro fue con una antigua compañera. Tiene plaza fija con destino definitivo en un centro -si no envidiable- sí bastante bueno, horario de lujo, sobresueldo y un piso recién estrenado en el centro de la ciudad. Durante los minutos en los que hablamos no dejó de quejarse de la crisis, la ineptitud de los políticos, la subida de impuestos, el mal rollo entre compañeros, la imposibilidad de aparcar sin pagar la ORA...

Cuando se fue me sentí realmente aliviada. La vi alejarse envuelta en una nube de malos y negros presagios.

Moraleja: La energía positiva se transmite. La mala también. Y ni una ni otra tiene que ver con las circunstancias objetivas.

La escribana del Reino
M.E.Valbuena


Tenemos 6 comentarios , introduce el tuyo:

  1. me gusta la energía del chico, quiero empezar hoy el día así, apreciando de veras las cosas buenas de mi vida.
    pero me alucina lo fácil que es pasar de un estado al otro, quizás la lucha por el optimismo sea minuto a minuto.
    que tengáis buen dia!! y que celebremos lo bueno de la vida!!

    ResponderEliminar
  2. Yo también me he encontrado con muchas personas como el chico del que nos habla la Escribana que te transmiten vida e ilusión y de otras personas que parece que te quieren enterrar con ellas. Está bien rodearse de gente vital, pero... las otras persona sestán ahí y no las podemos obviar, incluso a veecs nosotros podemos también hacer de "enterradores de sueños"

    ResponderEliminar
  3. Me ha recordado, la reflexión de la Escribana, una idea que se transmite continuamente en los grupos, cursos y talleres del TE: la sabiduría no está en cmabuar los hechos -tarea imposible- sino la interpretación que cada uno hacemos de los hechos. Feliz domingo a todos

    ResponderEliminar
  4. La fotografia una preciosidad. Según la vi me vino a mi mente: Si hoy has tenido un mal dia no te preocupes, ya va terminando, aprende de lo negativo del día de hoy, que puede ser lo positivo de mañana.
    En general no se está conforme con lo que tenemos y ansiamos más. Para mí no saber valorar lo que tenemos es de personas ansiosas, egoistas y me dan lástima, porque la felicidad va estar pocas veces presentes en sus vidas.
    Aplausos para el ex-alumno. Todos debemos vivir el presente, el aquí y ahora. Personas tan positivas los problemas que se le presente para él serán pocos y los verdaderos los resolvera con serenidad, equilibrio, madurez etc.etc. y llegara a buen puerto.
    Con cariño Pepi.

    ResponderEliminar
  5. Ortega y Gasset decía:"Yo soy yo y mis circusntancias".LAs circunstancias pueden variar en el tiempo porque no podemos controlarlas muchas veces.Pero el yo...muchas veces,tampoco.Siempre nos descubrimos algo para trabajar.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto. Hay quienes desprenden buenas vibraciones y no encanta que estén a nuestro lado, y hay quienes son unos aguafiestas. Prefiero buscar a los primeros

    ResponderEliminar