El conocimiento y la habilidad suman, pero la actitud multiplica.
Victor Küppers
lunes, 23 de enero de 2012

8º APRENDIZAJE VITAL: APRENDER A PERDONARSE A SI MISMO Y DEJARSE PERDONAR



Hoy nos presentamos de la mano de Juan Masiá, profesor de antropología y bioética. Le encanta la poesía y la filatelia.

“La culpa es un atolladero del que es difícil salir. Es mejor hablar de responsabilidad: yo soy el responsable de haber actuado de forma equivocada o negativa para mi y para los demás.

No es ninguna salida sana ni autojustificarse ni autocondenarse.

Si yo no soy capaz de aceptarme como soy – con mis grandezas y mis miserias- no voy a ser capaz de perdonarme a mi mismo. Y si no soy capaz de perdonarme a mi mismo, ¿cómo voy a ser capaz de perdonar a los demás?.

“Desde la tradición budista se dice: Eres como una gota de agua sucia, pero puedes reflejar la luna. Mientras te crees gota de agua transparente te engañas. Pero si te desanimas o desesperas por verte gota de agua sucia, no descubrirás que puedes reflejar la luna. La luna entera cabe toda ella en una gota de agua, sea limpia y sea sucia”.

Ya es hora de emprender el camino del perdón – aún sabiéndome gota de agua sucia- a uno mismo y dejarse perdonar cuando llegue el momento y la ocasión, o sea, desde ya mismo.

Amigo/a bloguero/a, te animamos a que escribas en una cuartilla o en “comentarios” una respuesta a esta a: “Quiero perdonarme por...”

Y una segunda pregunta para ti: ¿Quién está esperando oír mi perdón?. Tal vez pueda empezar a soltar...

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. Sí, éste es mi tema. No sé qué hacer para perdonarme... He buscado maneras... pero cuando haces daño a alguien que sigues queriendo... que dificil... He hecho dinámicas, me repito casi todos los días que lo hice lo mejor que pude, sin intención de hacer daño... me digo que no tengo la culpa de los sentimientos de los demás... He leido bastante sobre el sufrimiento innecesario... Pero no termina de adentrarse en mi el pedón. Solo me queda escribir (aunque nunca me gustó)Quiero y deseo salir de esta espiral que ya no es tan profunda, pero en algunos momentos no me deja disfrutar del regalo de la vida.
    Me digo: manos a la obra, escribe!

    ResponderEliminar
  2. QUIERO PERDONARME POR EL DAÑO QUE HAYA PODIDO HACER; a mi madre porque como yo no me conocia a mí, a ella tampoco, y por tanto no la sabía escuchar.
    A Pepi le gustaria saber ¿QUIEN ESTA ESPERANDO OIR MI PERDON?.

    ResponderEliminar
  3. Es esencial perdonarse a uno mismo; de otro modo será muy difícil ser feliz, el objetivo de la vida. Y no olvidemso que gracias a los errores crecemos. ¡¡Todos los cometemos!! Quien diga que no, no pertenece a la especie humana.

    ResponderEliminar
  4. Quizá perdonarse a uno mism@ es lo que más cuesta. En esos momentos en los que me exijo más que a otros, me digo que debo ser mi mejor compañía:pedir perdón si he molestado con un cambio de actitud:que se note, que la otra persona "dolida" vea que es sincero lo que digo, y luego olvidar lo negativo y ser feliz.
    Si sigo pensando en lo que hice mal una y otra vez,estoy buscando razones para ser infeliz.Hay que poner la energía en buscar razones para amar, para alejarse de eso que creo que tengo que pedir perdón.Pensar en lo positivo que puedo hacer para mejorarlo y hacerlo.

    Lo que más ansía una persona ofendida es que la abracen y ser abrazada por la persona que hizo ese supuesto daño.Un abrazo.

    ResponderEliminar