Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
sábado, 17 de diciembre de 2011

EL BUEN TRATO A LOS ANIMALES

"El progreso y el futuro de una nación se mide por la forma en que son tratados sus animales"

Mucha razón tiene este pensador anónimo que dejó este frase a la entrada de la finca Las Carrizas, en San Andrés del Rabanedo. Tiquio es quien la ha recogido.

La forma como trates a los animales dice mucho de cómo eres, cómo valoras a los demás...Mucho tenemos que seguir aprendiendo.

¿Qué pensáis de esto?

Tenemos 4 comentarios , introduce el tuyo:

  1. A Pepi le gustaria leer los comentarios de todos los que entrais en el blog.
    Los comportamientos de algunas personas son muchas veces peor que la de los animales.
    Animo, Tiquio (entre otros), expón tu comentario. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Este comentario es para todos y, en especial, para Pepi (para que se deleite con su lectura).
    Suscrivo lo que dice el pensador anónimo y el redactor del blog.
    Los animales han ayudado al hombre/mujer desde la época de las cavernas o quizás antes (leeros el libro "El clan del Oso Cavernario" y otros de Jean M. Auel). Le han ayudado en las tareas agícolas, el transporte, la construcción, la navegación, la orientación y búsqueda de alimentos y personas ocultos a la vista. etc., etc.,... Pero es la compañía, el acompañamiento en lo que se están especializando en los últimos tiempos, utilizándolos, incluso, como terapia para diferentes tipos de dolencias o deficiencias psíquicas y alteraciones del estado de ánimo (disminuidos psíquicos, depresivos, etc...).
    Lo bueno de todo esto es que, tanto el pensador, como el redactor del blog, como Pepi, como yo y como mucha gente más... SOMOS MUY CONSCIENTES DE ESTO Y PROCURAREMOS QUE SE TRATE A LOS ANIMALES CON DIGNIDAD Y RESPETO SIEMPRE Y EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA Y LUGAR...

    ResponderEliminar
  3. Diógenes de Sínope dijo: "Cuanto más conozco a la gente más quiero a mi perro". Y añadió: "Abre la puerta a ese perro, cuídale, aliméntale y trátale con cariño. El te dará lo que jamás ningún humano seria capaz de darte".

    Lord Byron fue quien dijo que "cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro".

    "Un perro jamás te abandona, ni siquiera los apaleados lo hacen. Por fatalista que resulte hay que admitir que al menos en eso suelen ser mejores que nosotros. Tienen "la grandeza de los grandes hombres y ninguno de sus defectos", decía un sentido epitafio. El que lord Byron escribió a su perro".CARMELO ENCINAS Lunes, 26/12/2011

    Como veis, la frase se atribuye a distintas personas, pero no por ello varía su contenido.

    ResponderEliminar
  4. LUCÍA ETXEBARRIA: Nacida en Valencia, en 1966. Escribió en la Revista de Cruz Roja del segundo semestre de 2011, Nº 1.004:
    “En España se abandonan cien mil perros al año. Con la llegada de la crisis, las perreras y los refugios se han saturado. En una perrera, puede usted elegir la raza que quiera: Shar Peis, Yorkshires, Bichons, Jack Russells, Carlinos, Pitbulls… Perros que se venden en criaderos a partir de 300 euros el cachorro, abandonados después porque han sido el resultado de una compra impulsiva. Y, como el perro no es un juguete, y se hace pis, o llora si le deja solo, o supone costes en veterinario, a quien lo compró ya no le divierte tenerlo.
    Vergüenza nos debería dar ser el único país de Europa que no cuenta con una Ley de Protección Animal Nacional. Esto quiere decir que, aunque en teoría abandonar o maltratar a un animal está multado, en la práctica es una acción que queda impune. Las protectoras de animales, gestionadas por voluntarios y sin contar en su inmensa mayoría con subvención, se las ven y se las desean para salvar a algunos de los condenados, en muchos casos enviándolos a Alemania o a Francia, países con mayor conciencia animalista, en los que el abandono está penado y la venta estrictamente controlada. Pero muchos animales mueren. Algunos sacrificados en las perreras, muchísimos se dejan morir de pena, y otros enferman debido al frío y la humedad y no sobreviven. Los perros sienten, sienten como los humanos. En Cruz Roja lo saben. Cruz Roja ha formado el primer Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de búsqueda y rastreo con perros homologado en todo el Estado. Un total de 48 perros de diferentes razas, y sus respectivos guías, integran el equipo, todos ellos entrenados para hacer una búsqueda efectiva en un tiempo récord. Fue en la Segunda Guerra Mundial cuando cobró mayor auge el uso de estos perros, permitiendo el arriesgado rescate de los soldados heridos de ambos frentes. A estos animales se los identificaba con la Cruz Roja y los soldados no abrían fuego contra ellos porque sabían que los animales, más nobles que los humanos, ayudaban a cualquier herido que encontraran, sin importarles el color de su uniforme. Recientemente Cruz Roja ha puesto en marcha en Valencia un programa de intervención terapéutica con perros, como apoyo al alumnado del Centro de Parálisis Cerebral Infantil. En el animal el niño encuentra la motivación para aproximarse, para cogerlo, para abrazarlo… En definitiva, la motivación para expresarse mediante el movimiento.
    Niños con graves problemas sensoriales-perceptivos, que prácticamente no hablaban ni se movían, han conseguido, gracias a los perros, favorecer el desarrollo afectivo, aprender a compartir sentimientos y encontrar el estímulo para realizar actividades motrices concretas como acariciar al perro, cepillarlo o tirarle la pelota, o para desplazarse –aunque sea reptando– con tal de jugar. Han aprendido a mejorar el control de la silla de ruedas, a respetar normas de juego, turnos y tiempo de espera, a desarrollar habilidades sociales como saludar... Hasta el momento, y después de varios meses de intervención, la incorporación de esta nueva terapia está siendo muy positiva tanto para los niños y niñas como para los profesionales.
    Cruz Roja lleva años demostrando en la práctica la máxima teórica de que el perro es el mejor amigo del hombre. Es triste que el perro sea capaz de arriesgar la vida por un humano y que el humano, sin embargo, lo pueda abandonar en una perrera cuando se canse de él. Cuando me llegan las noticias de los miles de perros abandonados en las perreras, me viene siempre a la cabeza la famosa frase de Lord Byron. Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perra.”

    ResponderEliminar