Yo no he nacido para un rincón: mi patria es el mundo.
Séneca
viernes, 4 de febrero de 2011

DIARIO PERSONAL DE GELES, SEGUNDO DIA



Día 2.-

Esta fuerza y estas ganas que nos habían invadido el día anterior nos servirían para portar y poder explotar al máximo los 34.200 segundos que íbamos a estar juntos durante el sábado.

Nuestra aventura comenzaba a las 9:30 de la mañana. Empezó el día de nuevo con Esther, comenzó recordándonos ese 92% y continuó dándonos pistas… ¿cómo construimos nuestros pensamientos?- con nuestro lenguaje – y ¿qué tipo de lenguaje utilizamos cada uno de nosotros? ¿tendemos a machacarnos a menudo?

Tras una pequeña pausa tuvimos la suerte de contar con nuestra compañera Vanesa, psicóloga y voluntaria, nos ayudo con ejemplos a clarificar qué había en nuestras cabezas… y mientras ella hablaba, comenzamos a prepararnos para bucear, llenamos nuestra botella de oxígeno, cogimos gafas oscuras y de colores, una cámara de fotos y comenzó la inmersión… Observamos y fotografiamos nuestros: “TENGO que hacer…,” “DEBERÍAS de ser más…”, “TENDRÍAS que haber hecho…” , exigencias, nuestras y de los demás, excusas y justificaciones; también todos los: “NUNCA” (“nunca encontraré una pareja que me quiera”), “SIEMPRE” (“siempre metes la pata”), “NADA” (“no sirvo para nada”)… y empezamos a darnos cuenta de que esos pensamientos no nos hacen bien, y que estaría mucho mejor cambiarlos por: “me gustaría encontrar una pareja”, “algunas veces meto la pata, pero otras muchas, no”…

Esta actividad compartida fue espectacular, nos encontramos peces y plantas de colores vivos y agradables, otros con colores más desagradables, zonas con las aguas más contaminadas y zonas con las aguas más claras… en definitiva, compartimos nuestros pensamientos, y eso nos enriqueció mucho. A pesar de que no resulta agradable darse cuenta de la gran cantidad de pensamientos dañinos que nos enviamos cada día, nos dimos cuenta de que no estamos solos en el camino. Ahora lo que toca es desaprender todo eso que hemos aprendido y que no nos viene bien, y qué mejor manera que hacerlo en compañía, así nos daremos cuenta de muchas más cosas que si lo hiciésemos solos. Chicos! lo más importante, es que aunque ahora quizá no tengamos del todo claro cómo desaprender y volver a aprender, sí tenemos cierta claridad en lo que no queremos seguir aprendiendo.

Nos íbamos a comer… con fuerzas, sin pensar en que tan sólo 19.800 segundos juntos escuchando con las “orejas de Dumbo” a nuestras compañeras Esther y Vanesa, nos habían servido para empezar a poner nombre y darnos cuenta que en nuestro interior convivía de todo, sólo había una pequeña dificultad y es que hasta ahora nos habíamos fijado más para el agua contaminada, los peces de colores más tristes y de sonrisa más desagradable. ¡¡ Qué Fotos hemos conseguido!!

Tarde

Por la tarde, nos reunimos en grupos de 14 más o menos, unos con Valentín y otros conmigo, Geles. Cada uno individualmente, íbamos a ir mostrando y observando nuestras FOTOS: ¡qué peces nos estábamos encontrando mientras buceamos!, describíamos sus colores, de qué estaban hechos: qué pensamientos teníamos, sentimientos, tipo de comportamientos… Fueron reuniones enriquecedoras, con un clima cálido, cercano, de respeto y de aceptación para todos y cada uno de nosotros… solamente teníamos que fijarnos en nuestra soltura para expresarnos sin tapujos… con la intensidad justa para poder estar allí… En tan sólo 5.400 segundos juntos, fuimos capaces de alcanzar un clima realmente ¡¡Acogedor!!.

El pensamiento, idea o creencia común en estos momentos del curso, me atrevería a recogerlo en la siguiente frase:

“Si hemos podido caminar hasta hoy y dar los pasos que hemos podido dar… con los obstáculos, las piedras, los cardos que hemos puesto en nuestro jardín de rosas … imaginaros con lo que vamos descubriendo y trabajando lo que podemos llegar a vivir”

Nos quedaban 7.200 segundos para irnos a casa… la mayoría cansados no por lo que estábamos haciendo o viviendo sino por las sillas… dolían nuestras “posaderas”, je, je… nos tocaba escuchar a nuestro compañero Valentín, voluntario de esta casa. Nos llevó de nuevo a conectar con nuestra actividad de buceo… y de lo que vamos descubriendo ¿qué nos ata?...Para darnos pistas, comenzó contándonos su propia experiencia personal, seguida de “cuentos” con una lectura que nos dejaban pensativos… todo esto lleno de humor… Fuimos capaces de reírnos todos juntos de aquello que nos está incomodando impidiéndonos caminar en nuestra vida… ¡¡cómo se relativiza todo compartido con las personas adecuadas!!! y ¿Cuáles son las adecuadas?, en este caso, aquellas que nos hemos encontrado en la sede del Teléfono de la Esperanza. Personas que respetan, escuchan y no juzgan… Finalmente Esther despidió los últimos 1.200 segundos. Lo hizo con una charla concreta y concisa de las teorías a las que podemos recurrir para empezar a trabajar aquello que empezábamos a descubrir.

En la despedida de nuevo hubo abrazos y besos, esta vez con más intensidad y nos llevamos nuestra mochila cargadita!: pistas, descubrimientos, sensaciones (inquietud, alegría, liberación…), pensamientos (destaco uno: “nunca me hubiera imaginado cómo me estoy complicando la vida”).
 

Tenemos 3 comentarios , introduce el tuyo:

  1. ¡Gracias Geles!: Me ha encantado que hayas expuesto lo que hubo ese fin de semana, porque para mí fueron de los especiales de mi vida.
    Me sigo preguntando: ¿cómo haceis para que sintamos; paz, felicidad, bienestar, alegria, satisfación etc..., si a la vez nos enfrenteis a muchas situaciones negativas de nuestra vida, y hasta nos dais las correspondientes enseñanzas para que nos animemos a que las cambiemos para ser más felices, optimistas y complicarnos menos la vida?.
    Una atrevida en opinar M.A.P.

    ResponderEliminar
  2. yO TENGO LA SENSACION DE QUE EN ESTOS GRUPOS SE SACA LO MEJO RDE UNA MISMA, POR ESO RESULTAN TAN GRATOS Y SALUDABLES.

    ResponderEliminar
  3. LEYENDO TODO ESTO DEL FIN DE SEMANA, SIEMPRE PIENSO COMO NOS COMPLICAMOS LA VIDA CON TANTO PENSAMIENTO NEGATIVO Y COMO LIBERA COMPARTIR ESOS PENSAMIENTOS.GRACIAS POR VUESTRA ESCUCHA

    ResponderEliminar