Lo que nos anula en el vivir diario es la rutina, lo que nos hace vivir con sentido son los proyectos y la creatividad.
Pedro Ortega Ruiz
viernes, 2 de abril de 2010

ERAS INOCENTE



Un creyente nos ha remitido al blog este poema que nosotros gustosos acogemos, sea del credo que sea y nos solidarizamos con todos los injustamente ajusticiados. En nuestro mundo son muchos los que aún no se atreven a decir lo que piensan y si lo dicen corren un riesgo desmedido. Pero son los que se atreven, los honestos, los esforzados, los que se sobreponen a sus propios temores, los que hacen avanzar a toda la humanidad.
La foto que nos han enviado está tomada en la zona gallega del Camino de Santiago, llegando a Portomarín.
Eras inocente


Con una rúbrica maldita
sentenciaron tu vida y tu muerte.
Eras inocente.

Con un abrazo podrido
rompieron tu voz y tu libertad.
Eras inocente.

Te rodearon de verdugos,
de avispas envenenadas,
de preguntas insidiosas,
de gritos de cocodrilos hambrientos.
Eras inocente.

Te llevaron de aquí para allá,
para ver quien calumniaba más alto,
quien golpeaba más fuerte,
quién hería más adentro.
Eras inocente.

Se inventaron mil mentiras,
injuriaron tu osadía,
te asignaron cien delitos.
Eras inocente.

Se lavaron sus dos manos,
Te traicionaron tus amigos,
te escupieron,
te empujaron,
te arrastraron.
Eras inocente.

Compraron acusadores,
reventaron tus heridas,
tergiversaron tus palabras,
te cargaron un madero.
Eras inocente.

Te levantaron en una cruz pesada,
te clavaron con desprecio,
te dejaron desnudo.
Eras inocente.

Solo unas mujeres te siguieron.
Tu madre sabía la verdad.
Un soldado se ensañó contigo.
Tu amigo lloraba la maldad.
Eras inocente.

Gritaste ya sin voz.
Sacudiste sin fuerzas el dolor.
Por dentro te decías:
¿Dónde está mi Dios?


M.T.V

Todavía no hay comentarios

Esperamos el tuyo